domingo, 13 de mayo de 2012

Magdalena Müller y su regreso a la televisión: “Debía estudiar para desarrollarme como actriz”

Llegó a las teleseries a los trece años, en esa oportunidad, “Charly Tango” de Canal 13, dio vida a Camila Riquelme. Un año más tarde se sumó a “Amango”, serie infantil de la misma señal que protagonizó como Maida y que convertida en todo un fenómeno juvenil llevó a los integrantes de la misma a presentarse en el Festival de Viña del Mar. De ahí se vistió de época para interpretar a una joven Carmela Carvajal en el telefilme de “Héroes” dedicado a Arturo Prat. Y al finalizar “Corazón Rebelde”, su segunda vespertina, decidió que todo lo conseguido debía concretarse con estudios. Ahora y tras cumplirlo, vuelve a las pantallas como parte del elenco de “Pobre Rico”, historia en la que personifica a la choriza Claudia Lagos.

En la exitosa teleserie de TVN es hija de Rosita (Katyna Huberman) y la polola de Freddy (Simón Pesutic), con él comparte ideales y una vida en común, por eso cuando como pareja deben enfrentar el cambio de vida y la lejanía que se interpondrá entre ellos, Claudia deberá luchar a diario por mantener ese amor. Sufrirá aún más cuando empiece a darse cuenta que el rucio se está enamorando de Martina (Valentina Carvajal), la polola de Nicolás (Alonso Quintero).

Tu último trabajo había sido “Corazón Rebelde”, luego decidiste alejarte de la televisión para tomar estudios universitarios ¿En qué esta eso?
Es cierto, entré a estudiar actuación en la Academia de Fernando González. Sentí que tenía que profesionalizarme para poder crecer y desarrollarme como actriz. Fue la mejor decisión porque con ella descubrí el mundo del teatro, conocí su teoría, conocí el rigor y me enamoré del aplauso del público de esa entrega mutua en vivo y en directo. Me recibía este año, pero tuve que congelar para poder hacer la teleserie. Lo bueno es que la escuela me apoyó en mi decisión.

¿Por qué la opción de volver ahora?
Decidí volver ahora porque “Pobre Rico” me pareció un muy buen proyecto, a un muy buen horario, en un excelente canal, con un elenco y equipo de primera, y además con un guión entretenido para todo público, por todas estas razones fue que decidí ser parte de esta aventura, la que ha sido maravillosa.

¿Habías tenido ofertas anteriormente?
Sí, había tenido algunas ofertas para diversos proyectos tanto en cine como en televisión, pero la verdad es que algunos que me parecían interesantes no resultaron y en otros no estaba de acuerdo con lo que quería hacer en ese minuto de mi vida.

¿Cómo ha sido ser parte del área dramática de TVN y participar en “Pobre Rico”?
Me siento muy feliz de haberme ganado como actriz joven un lugar en el área dramática de TVN. Ha sido una excelente experiencia, lo estoy pasando muy bien y estoy contentísima interpretando a mi personaje. Además aprendo muchísimo de todo y de todos. Me esfuerzo por hacerlo cada día mejor y lo más importante es que amo mi trabajo por ende lo hago feliz.

¿Y qué te ha parecido interpretar a Claudia Lagos?
Ha sido todo un desafío. Han sido muchas horas de observación, investigación y trabajo para encontrarla y ser capaz de transformarme en ella para que el público la vea a ella y no a mí en pantalla, pero ha sido entretenidísimo. Ella es increíble, es jugada, aguerrida, pero también es tierna, buena hija y amiga, y además fiel tanto con el hombre que ama como con sus ideales, y eso es lo que más me gusta de ella. Lo que ha sido más genial es vestirme, hablar y moverme como ella, es muy simpática y admito que me encanta que sea bien choriza jajaja, me cae muy bien. Eso si lo que más quiero siempre es interpretarla con verdad.

Katyna Huberman es tu madre en la historia ¿Cómo ha sido trabajar con ella?
A ver, cómo expresarlo. Ha sido una experiencia religiosa jajaja. Ha sido maravilloso, ella es una excelente partner, siento que he aprendido mucho de ella. Es cómica, simpática, natural, entretenida e interpreta a una Rosita Lagos adorable con su hija, es bella la relación que se da entre madre e hija. Además la Katyna es un amor de persona y muy solidaria como compañera de trabajo, y es una mamá exquisita y chocha con sus bebés. En general el equipo es increíble, lo pasamos excelente trabajando juntos, se ha formado un elenco muy rico.

Tu debut en teleserie fue en “Charly Tango” el 2006 ¿Qué recuerdas esa experiencia?
¡Oh, es extrañísimo y emocionante acordarme de ese momento! Yo tenía trece años y nunca pensé que iba a ser actriz, soñaba con ser bailarina de ballet, pero Herval Abreu vio algo en esa niñita y me dio la oportunidad, la que le agradezco infinitamente. “Charly Tango” fue una gran escuela para mí, actuar al lado de María Izquierdo, Esperanza Silva, Diego Muñoz y dirigida por Herval fue un aprendizaje impagable. Tengo los mejores recuerdos de ellos y del canal que me vio nacer. Son recuerdos que uno atesora para siempre.

Otra de las producciones que marcó tu carrera es “Amango”, serie con la que incluso te presentaste en el Festival de Viña ¿Cómo viviste ese momento?
Qué difícil expresarlo en palabras. “Amango” fue un sueño hecho realidad. Creo que es una de las cosas más importantes que he vivido en estos veinte años, fue reunir en un proyecto todo lo que yo amaba: bailar, cantar y actuar. Lo que se tradujo en un fenómeno que nos cambió un poco la vida. Éramos la familia “Amango”, nueve niños que vivimos durante dos intensos años múltiples experiencias que nos ayudaron a crecer, y a formarnos como personas y como artistas. Todo lo vivido fue extraordinario, casi inexplicable, como de cuento, pero por suerte siempre tuvimos a nuestras familias como contención y cable a tierra lo que nos ayudó a tomar con mucha tranquilidad el término de esta experiencia.
Y el haber llegado a Viña del Mar fue como irreal, no lo creíamos, y de hecho aún me cuesta creer que estuve allí y con la antorcha de plata en la mano. Pero siento que el estar ahí fue el premio a nuestro trabajo, y la demostración del cariño y del reconocimiento de todos los niños, padres, hermanos, abuelos. Familias enteras que nos seguían todas las semanas y que valoraban nuestra serie como un aporte sano y entretenido, y que lo siguen haciendo hasta hoy porque es increíble que todavía la gente me salude con cariño como la Maida. Fue maravilloso ser parte de ese sueño llamado “Amango”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario