miércoles, 23 de julio de 2014

Carla Stagno y “Chipe Libre”, la nueva nocturna de Canal 13: “Se hizo con convicción, sin miedo a la competencia”


Acompañada en la escritura por José Fonseca, Pablo Toro, Anneke Munita y Andrés Videla, Carla asume por primera vez como jefa de guiones. Hablamos con ella, quien ha participado de teleseries como “Los Ángeles de Estela”, “40 y Tantos” y “Solamente Julia”, y las series juveniles “Gordis” y “Vampiras”, y aquí nos cuenta sobre esta nueva apuesta que buscará entretener las noches con las aventuras de Julieta (Fernanda Urrejola) y Gonzalo (Nicolás Poblete).

“Los Ángeles de Estela” fue tu primera teleserie ¿Cómo llegaste a la escritura de ficción?
Básicamente, hinchando las pelotas. En ese tiempo trabajaba como periodista en el canal y tuve una crisis maravillosa porque sentí que no estaba trabajando ‘de guata’. Así que retomé la escritura, fui al área de ficción y pedí un libreto, estudié y empecé a escribir argumentos, a patentarlos y mostrarlos esperando el clásico ‘te avisamos’. Pasaron meses, le escribí a varias personas y finalmente Alejo Cabrera me hizo una audición que recuerdo casi de memoria, una creación libre con tres temáticas y géneros: Comedia con la pastilla del día después, drama con cesantía y una historia de amor- erótica que algún día convertiremos en algo. Le gustaron y me recomendó con Hugo Morales, jefe de “Los Ángeles de Estela”, que me hizo otra prueba y quedé. Esa fue mi primera teleserie y Hugo un amigo desde ahí.

Antes de tu actual proyecto escribiste “Solamente Julia” para TVN ¿Por qué emigrar a Canal 13?
Porque sentí que iba a ser una buena decisión. Venía llegando de un viaje y quería parar un rato, pero me gustó la propuesta, el equipo, el género, el horario. Tenía ganas de pasarlo bien y no me equivoqué.

Ahora estás detrás de “Chipe Libre” ¿Cómo nace esta idea?
Cuando me contrataron fue para desarrollar otra idea que ya estaba aprobada, con un equipo con el que haríamos la biblia y luego nos separaban. Sin embargo, en ese tiempo el canal tuvo varios cambios y el equipo (José Fonseca, Pablo Toro, Anneke Munita y Andrés Videla) pasó a ser fijo, lo cual fue perfecto porque ya llevamos más de un año riéndonos y no siempre se da la suerte de tener un grupo talentoso y tan afiatado. La idea original comenzó a generar dudas y nosotros, que tampoco estábamos casados con ella, pensamos en una historia que nos gustaría contar y así nació “Chipe Libre”, que finalmente quedó.

Además del tema central, de darse un tiempo dentro del matrimonio ¿Qué otras temáticas vamos a encontrar en la historia?
Uf, varias. Como derivados del “Chipe Libre”, aparecen las dudas sobre si es posible o no estar con una sola persona para toda la vida y los famosos ‘y si’. ¿Y si me hubiera quedado en una relación anterior? ¿Sería mejor? El mirar hacia el pasado y probar como habría sido, en el caso de Gonzalo, o hacia el futuro y atreverse a estar con otra persona, como ocurre con Julieta. También en lo amoroso y con otros personajes, se tocan las relaciones abiertas o sin exclusividad, la historia de amor entre un político y una escort, un triángulo amoroso que enfrenta a un padre y su hijo, el amor en la tercera edad, relaciones disfuncionales y una sadomasoquista, el amigo que se enamora de la mamá del mejor amigo, amores platónicos, diferencia de edades. Y saliendo de lo amoroso, corrupción en la política, padres ausentes, madres solteras, el despertar de una mujer a los cincuenta, el exitismo que existe hoy y la necesidad de ‘hacer y producir’ a veces dejándose de lado. Hay mucho de explorar, de revisar, de tomar decisiones en un mundo aceleradísimo como el de hoy.

Tras las primeras promociones, el público en redes sociales ha comparado “Chipe Libre” con “Soltera Otra Vez”, de hecho Herval Abreu, el director de ambas, ha hablado de una continuación ¿Es tan así? ¿Qué opinas respecto a eso?
Son dos teleseries distintas. “Chipe Libre” no es una continuación de lo que quedó por contar de SOV, como equipo nunca tuvimos esa expectativa ni meta. Si bien las dos son comedias románticas y hay códigos que se mantienen, “Chipe Libre” tiene su propio sello, cuenta otra historia, otro tema y detalles narrativos que se ven, por ejemplo, al comenzar los capítulos con un flashback o tener a una pareja en igualdad de protagónicos, además de entrar en temas más provocativos moralmente.

En este proyecto asumes por primera vez como jefa de guionistas ¿Qué te ha parecido esta experiencia, y quien te acompaña en el equipo de guiones? 
Ha sido intenso y un aprendizaje que por suerte vino con muchas risas, al pertenecer a un equipo que además de ser talentosos, son dementes y excelentes compañeros: José Fonseca, Pablo Toro, Anneke Munita y Andrés Videla. La experiencia en sí ha tenido de todo, lo bueno y bonito de editar, de llevar el hilo, de poder proponer y lo no tan bonito de lidiar con la parte administrativa, con las restricciones de producción o línea editorial y la rapidez que requieren las teleseries.

Actualmente tanto Mega, con las teleseries turcas, como Canal 13, con apuestas brasileñas y españolas, han apostado por ficción extranjera en la franja prime ¿Crees que eso perjudica a la ficción nacional, o es más bien algo momentáneo? 
Obviamente preferiría que existiera la mayor cantidad de ficción nacional, pero son las reglas del juego y si una teleserie extranjera resulta atractiva, propone algo nuevo, de calidad, creo que suma y es bienvenido. Lo que no me parece es que a raíz de un éxito se tomen medidas extremistas, como seguir un género porque uno fue fenómeno, como si la clave del éxito de un buen thriller fuera el mismo thriller y no, por ejemplo, originalidad en la narrativa o personajes construidos brillantemente, incluso en algunos casos las locaciones o la música. En general se da bastante lo de manejarse en los polos, probar con algo hasta que se agote, y si un producto no resulta, hacer diametralmente lo contrario o incluso condenar lo anterior. Más que si el fenómeno viene de afuera o no, creo que el punto es analizar con un poquito más de calma el por qué del éxito y no tener miedo de proponer en las ficciones locales, en vez de reaccionar.

Finalmente ¿Por qué el público debería ver “Chipe Libre”?
Porque es una historia original, donde se propone un diálogo, un debate acerca de algo tan humano y común como lo es la monogamia, el desapego y las expectativas, y que sin embargo, causa tanto susto precisamente porque pareciera peligroso explorar. Porque tiene mucha comedia, enredos, personajes entrañables y otros hilarantes. Porque hay emoción y escenas muy cuidadas, sinceras, que se dan el tiempo de abarcar un estado y viajar en él, alcanzar a reconocerse, a vivirlo, sin ese ritmo de que te van persiguiendo. Porque se hizo con convicción, sin miedo a la competencia. ¿La vendí?

1 comentario:

  1. Me gusta. Como han sido las últimas teleseries del 13, por convicción sin miedo a la competencia!

    ResponderEliminar