domingo, 19 de octubre de 2014

Fernando Farías: “Lo que quiero es descansar, no trabajar más”

Gentileza Mega
El actor que por séptimo año interpreta a don Genaro en “Los 80” de Canal 13, desde esta semana y tras el estreno de la nueva teleserie de Mega, también se convirtió en don Benito. El dueño de la panadería del barrio al que llega Tichi (Paola Volpato) quedó inmediatamente encantado con la madre de ésta, Lita (Gabriela Hernández). Le parece una mujer como las que él conoció en España: fina y religiosa. Así que hará todo lo que esté a su alcance por ayudarla y tras eso conquistarla. Además de sus actuales proyectos en televisión, nos habló de la falta de talento de los ejecutivos y de sus ganas de retirarse.

¿Cuál es su personaje en la teleserie?
Don Benito Saavedra, panadero de profesión, hijo de españoles, pero nacido acá. Soy la cara visible del barrio. Don Benito es como una autoridad, tiene una linda panadería, hace buen pan, le fía a la gente, está contento, soltero y vive con una nieta a la que quiere mucho, la hace estudiar, trabaja para ella, es el gran cariño que tiene, su cable a tierra. Entonces la anda cuidando, viéndola que no tenga malas juntas, que sea una buena mujer.

¿Y le hace caso?
No mucho, pero no puede retarla, la quiero retar y no, de repente le digo que va a estar tres meses haciendo esto, y después que sea un mes, y le voy bajando la cuestión, y al final casi no la reto, es que la quiero mucho.

A este barrio llegan las pitucas.
En el barrio estábamos tranquilos y de repente llegan estas viejas olorocitas, bonitas, que se visten bien y yo le echo el ojo a la viejuja que anda con sombrero. Entonces le empiezo a hacer los puntos porque Benito es así, le gustan mucho las mujeres. Así que le lleva de regalo unos pasteles, le comienza a hacer la ronda y consigue que se hagan amigos. La gran cosa que le muestra en el barrio es la copa de agua y la invita a bañarse a la copa de agua jajajá. Es que no hay mucho que mostrar en el barrio, aunque la gente es muy valiosa. Benito quiere mucho el barrio y lo defiende.

Su nieta es la actriz María De los Ángeles García ¿Cómo ha sido trabajar con los jóvenes de esta teleserie?
Hay cabros bastante buenos, talentosos. Hay algunos que no tienen escuela, pero tienen talento y eso es lo que hay que buscar.

¿Qué expectativas tiene con “Pituca sin Lucas?
Creo que la teleserie va a ser muy entretenida, y si es entretenida vamos a tener buena sintonía. Está bien dirigida, está bien escrita, hay buenos actores, buenas escenas y ojalá que sea un éxito, ¡y va a ser un éxito!

En un comienzo iban a enfrentar a teleseries de TVN, Canal 13 y Chilevisión, pero finalmente estos últimos postergaron su producción para el próximo año ¿Cómo ve la competencia?
Eso es lo que falla ahí (Chilevisión), no hay continuidad, cuando terminó la que estaban dando debieron poner otra, no puede dejar pausa porque la gente se va. Falta talento de los ejecutivos. Ahí está “Los 80”, no querían hacer la serie. No para que vamos a armar líos, para que recordar esos tiempos y fue un éxito, es lo mejor que se ha hecho en televisión.

Y ahora llega a su fin.
Yo decía que tendrían que seguir porque hay muchas cosas que decir, se dijo mucho de Pinochet, con razón, todo lo que se hizo, yo era pinochetista a la fuerza jajajá. Pero ahora yo tengo muchas cosas que decir de Aylwin, Frei, Lagos especialmente, que no han sido unas maravillas tampoco, tuvimos a la Bachelet, que hizo un buen gobierno y mujer, ahora la tenemos de nuevo. Entonces hay muchas cosas que decir y la televisión tiene que decirlas.

Lamenta el final de “Los 80”.
Es una lástima que se termine. Lo lamento porque estaba diciendo cosas bien buenas y bien ciertas, y a la gente le gusta eso. Aquí los que mandan son los fulanos de la plata, ellos son los que dicen auspiciamos esto, eso no, entonces a veces los canales pueden perder plata, pero darle cosas al pueblo. A la gente le encanta “Los 80”.

¿Y cómo ve las otras producciones que se hacen en Chile?
Falta arriesgarse más, pagarles bien a los libretistas. Les dicen tenemos poca plata, hazte alguna cosita entretenida. Falta invertir más en el talento artístico porque no solamente se necesitan talentos en la actuación, también se necesita en los ejecutivos. Si tienen plata tienen que tratar de invertir en talentos, si ellos no los tienen pagarle a aquel gallo que los tiene.
 Yo pienso que el talento está en la calle, yo pienso que los actores nacen y que los tenemos ahí, ahí están en la calle a cada rato, pero no vas a una escuela tú a estudiar para hacer actor. Puedes ir a una escuela para estudiar para ser un actor más culto, más completo, mejorar muchas cosas, pronunciar mejor, tener mejor impostación de la voz. De hecho los mejores actores chilenos son huasos, ahí tenemos a Nelson Villagra, “El Chacal de Nahueltoro”, un tremendo actor, y así como él hay muchos que están en la calle. Los mejores actores no han estudiado, Zabaleta, la Carolina Arregui y así hay varios, pero tú no vas a una escuela para hacer esto, si puedes mejorar una condición natural.

¿Usted llega a Mega por la teleserie o tiene contrato por más años?
No, yo lo que quiero es descansar, no trabajar más. Ya tengo 83, 84 años y ya es mucho ya, estoy jubilado entonces necesito salir, ir no sé, a Broadway y trabajar ahí como barrendero y ver cómo trabajan y conocer a grandes actores.

¿Se quiere retirar?
Sí, y quiero que aparezcan grandes actores. Los cabros son la promesa, uno ya pasó, hizo cosas, llegó hasta ahí, llegó hasta allá, pero uno no puede decir voy a escalar más. Porque una, si quieres hacer una gran obra tienes que tener plata y si no tienes plata no pasa nada. Y hacer una obra significa tener un buen elenco y para tener un buen elenco tienes que pagar buena plata a los grandes actores, es difícil, todo es plata. Vamos a ver qué pasa, yo quiero salir antes de morirme, porque hay que morirse y que lata más grande esa. Te llegó la hora y chao, en un rato más te puedes morir. Mira que te mira Dios, mira que te está mirando, mira que te vas a morir, mira que no sabes cuándo, y esa es la verdad, esa es nuestra triste realidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario