lunes, 20 de octubre de 2014

Quién es quién en “Caleta del Sol”

Gentileza TVN
Hoy, después de “El Amor lo Manejo Yo”, la señal estatal estrenará su nueva apuesta para las 20 horas. La producción que escriben los guionistas Carlos Oporto, Marianela Fuenzalida, Priscilla Rodríguez y Jorge Peña cuenta la historia de una mujer que tras separarse decide rehacer su vida, volviendo al lugar en el que vacacionó desde niña, una caleta en el norte de Chile. Además, junto a los lugareños, se verá enfrentada a la posible instalación de una termoeléctrica.

De esta manera, es Elena Aránguiz (Carolina Arregui) quien regresa a Caleta del Sol en busca de paz y un nuevo comienzo tras descubrir una infidelidad de su esposo Francisco (Patricio Strahovsky), un asesor político. Elena se refugia en el mismo lugar donde dejó a Crescente, su gran amor adolescente, con la promesa de volver pronto para escapar juntos, algo que nunca sucedió. El día del aniversario del pueblo, y en medio de la fiesta, Elena busca un lugar apartado para reflexionar. Ahí conoce a Ignacio, un desconocido y amable turista con quien se desahoga contándole su situación, lo que termina en un pequeño coqueteo. Así, Elena verá en Crescente una segunda oportunidad para refugiarse en el amor verdadero. Ignacio, por otra parte, será la tentación, llevada de la mano por la pasión y una fuerte atracción.

Hijo de pescadores y oriundo de Caleta del Sol, Crescente Maturana (Francisco Melo), quien estuvo por largos años en el extranjero, regresa al pueblo a investigar el frágil ecosistema del lugar. En su adolescencia inició una relación con Elena. Aunque ambos eran de clases sociales distintas, Crescente comenzó a estudiar biología marina para tener algo que ofrecerle, pero fue en ese entonces que recibió una carta de ella donde ponía fin a su relación, pues había conocido a otro. Tras más de veinte años, su amor por ella no ha cambiado y cuando la central energética se quiera instalar será su principal detractor, no solo por lo que puede causar en la zona sino también por Ignacio, el encargado del proyecto y quien está cada vez más cerca de Elena.

Ignacio Cox (Gonzalo Vivanco) es el ingeniero medioambiental a cargo de la termoeléctrica. Ignacio es un hombre de mundo y sabe que su paso por la caleta es breve pues está dedicado a su carrera. Ahora lleva meses infiltrado en Caleta del Sol, haciendo un levantamiento de información con respecto al proyecto de una termoeléctrica que se instalaría en la zona. Al conocer a Elena, se sentirá inmediatamente atraído, lo que le será todo un desafío. Lo que no sabe es que durante el proceso de seducción se enamorará perdidamente de ella, lo que pondrá en jaque su carrera pues su jefa en la termoeléctrica es también su ex mujer con quien tiene un hijo. De esta manera, deberá decidir entre sus aspiraciones profesionales o la mujer con la que por primera vez conoció el amor desinteresado.


En la caleta también se encuentra la hija mayor de Elena, Bárbara Hidalgo (Mayte Rodríguez). Bárbara creció siendo testigo de la ausencia de su padre en el hogar y la tristeza que conllevó esto en Elena y quiso huir de ese destino para ella. La joven escogió disfrutar su juventud e instalarse en la casa de veraneo familiar en Caleta del Sol. Allí se desempeña hace un año como chef en el restaurante del hotel boutique de Clara. En el pueblo Bárbara será cortejada por Gerardo, a quien considera vulgar, fresco e ignorante, esquivando así cualquier intento de seducción por parte de este hombre. Mientras tanto, Gabriel, ingeniero en el proyecto de la termoeléctrica intentará conquistarla, con la esperanza de entrar en la familia, aunque no con buenas intenciones.


Gerardo Mardones (Jorge Arecheta) es el hijo de Miriam y Nicasio y su mano derecha en la caleta. El ‘Lobo chico’ es un joven responsable y obediente. Ama el mar y no ambiciona más que eso. La llegada masiva del turismo lo llevó a emprender, dando a escondidas de su padre paseos turísticos en la lancha para ver el ritual de apareamiento de las ballenas. Gerardo se ha dedicado a seducir y conquistar a cuanta turista ponga un pie en la caleta. Nunca se ha enamorado, pero su vida cambiará completamente cuando conozca a Bárbara, de quien se enamorará perdidamente. La considera un desafío y se ha propuesto conquistarla sin importar el constante rechazo de ella. Gerardo se opondrá a la termoeléctrica desde un comienzo y jamás cambiará su postura.

Nicasio Mardones (Luis Alarcón), ‘Don lobo’, es el representante de los pescadores artesanales de la caleta. Pese a lo rudo y machista que es nadie sospecha que quien realmente lleva las riendas y toma las decisiones en su hogar es su esposa. Nicasio ha sobrellevado su relación matrimonial y la falta de afecto de su esposa a costa de tener una amante por años, Lidia. Con Nicasio no se puede razonar, en especial si se es mujer, ya que no las considera en lo más mínimo, exceptuando a su esposa. Es por eso que tiene constantes problemas con la guardaparque del lugar producto de las restricciones y fiscalización que la mujer implanta en el lugar.


La mujer de Nicasio es Miriam Paredes (Grimanesa Jiménez), una arribista de corazón. De carácter osco, no tiene amigas y evita relacionarse con las otras mujeres de la caleta, más por sentirse de un nivel socioeconómico superior, que otra cosa. Culpa a Nicasio de no haberle dado una mejor vida a ella y a su hijo. La llegada de la termoeléctrica la llena de esperanzas, es la oportunidad que tienen ella y su familia para dejar la caleta y partir a alguna ciudad pero ni su hijo ni su marido dejarán que eso ocurra. Lo que ella no sospecha es que muchos de sus secretos están a punto de salir a la luz y que su postura de mujer recta y decente podría desmoronarse en cualquier instante.

El regreso de Elena a la caleta no será bien visto por Juana Gutiérrez (Gabriela Medina), la madre de Crescente. Viuda de un pescador y vendedora de pescados en la caleta. Trabajadora y orgullosa, no permite que su hijo la ayude económicamente. Crescente estudió gracias a los esfuerzos hechos por ella, y culpa a Elena por haberle roto el corazón a su hijo. Tras saber que esta mujer ha vuelto sentirá que corre el riesgo de perder a su hijo por lo que hará lo que esté a su alcance para que Crescente la olvide y ponga sus ojos en la guardaparque.


Otra de las rivales de Elena será Mariana Sandoval (Daniela Lhorente), la abogada de la empresa tras el proyecto de la termoeléctrica. De carácter práctico, llegará a Caleta del Sol ofreciendo compensaciones económicas para que los lugareños la acepten. El ser hija de Rodolfo, gerente de la empresa, le da el poder suficiente como para no escatimar en recursos a la hora de lograr su objetivo. Y esa misma ambición y determinación la lleva a su vida personal: sabe que en el pasado Ignacio la usó para trepar en la empresa y ella le guarda rencor. Por eso ahora quiere cobrarse la revancha y ver sufrir al hombre que tanto amó y que la convirtió en madre.


Sandra Montecinos (Macarena Teke) tampoco quedará indiferente ante esta mujer. La guardaparque de la caleta trabaja codo a codo con Crescente, de quien se siente fuertemente enamorada. Junto a él se opondrá tajantemente a la central energética, al poner incluso su trabajo en entredicho, cuando reciba órdenes de mantenerse al margen del conflicto. Para su desgracia, Crescente la ve sólo como a una amiga y colega, y además, él no parece interesado en tener una vida amorosa. Tras la llegada de Elena y su cercanía con Crescente, Sandra comenzará a manifestar rabia y celos por la amiga de su madre.

Y es que su madre es Clara Montecinos (Renata Bravo), la mejor amiga de Elena. Independiente y cercana a la naturaleza, practica terapias holísticas, flores de Bach y Reiki. Proclama estar en paz consigo mismo en lo espiritual, pero está constantemente agobiada por todo. Sin visión empresarial, no se da cuenta de que su hotel corre un serio riesgo. Es muy querida en la caleta, en donde recibe la colaboración de todos para hacerle llegar los turistas a su hotel. Con respecto a lo amoroso, no está interesada en tener una relación con alguien, y siempre le ha bastado la compañía de su hija y los lugareños pero hay un hombre misterioso que la corteja desde la lejanía.


El equipo tras la termoeléctrica lo completará Gabriel Opazo (Nicolás Oyarzún), un joven ingeniero, proveniente de una familia de clase media, con la cual no tiene ni un tipo de relación. Con el propósito de ascender y conseguir un puesto mayor al de su jefe, Gabriel llega a la caleta persuadiendo a los lugareños para que aprueben la instalación de la termoeléctrica. Y para ello no dudará pasar por alto la ética. Es así como su meta es conquistar a Bárbara, la hija de quien es una de más de las líderes opositoras del proyecto. Gabriel estima que si logra tener el dominio sobre Bárbara, podrá persuadir a su suegra para que cese la lucha ecologista que emprendió junto con la comunidad de surfistas, quienes son otro obstáculo para el joven ingeniero.

El grupo de surfistas es liderado por Vicente Foster (Matías Assler). Hijo menor de una familia acomodada viñamarina, decide vivir el día a día en búsqueda de su cumplir su gran sueño, surfear la ‘Gran Ola’, por lo que llega junto a un grupo de amigos hasta Caleta del Sol, donde deciden instalarse en un camping creado por la comunidad de surfistas que viven en el lugar. El ‘Vicho’ vivirá un quiebre con su polola luego que Catalina descubra que el joven se encuentra en una crisis económica, debido a que sus padres deciden no entregarle más dinero hasta que haga algo útil con su vida. Es un férreo detractor de la termoeléctrica, que afectará el oleaje de la zona, por lo que el Vicho junto a sus amigos se unen a la cruzada para impedir que se realice el proyecto.


Clasista, segura de sus decisiones y extremadamente celosa, Catalina Infante (Valentina Carvajal) es la fiel compañera de Vicente cuando va a surfear, pero el amor por este deporte no es más que una estrategia de la joven para mantener alejado a su pololo de los coqueteo de Fabiana. Pese a la oposición de su familia a su pololeo, Catalina decide estar con Vicente, hasta que comienza a defraudarse del joven, debido a que su pololo solo piensa en el surf, a diferencia de ella que es una profesional con ambiciones. Además, los constantes coqueteos del muchacho con Fabiana hacen que la relación se desgaste aún más. En medio de esta crisis emocional podría encontrar el amor en otro afuerino.

Fabiana Cordero (Karla Melo) es una adolescente caprichosa, arribista y consentida. Sabe que los pescadores y los jóvenes del lugar la miran y morirían por estar con ella, pero tiene otros objetivos: Se ha propuesto enamorar a algún acomodado turista, de preferencia surfista, que la saque de la caleta. Proveniente de una familia humilde, Fabiana se avergüenza de sus padres y hace lo imposible por disimular su origen frente a quienes no la conocen. La joven se obsesionará con Vicho, aún cuando él esté pololeando con ‘Chica K’. Por lo mismo se encargará de boicotear esta la relación por todos los medios posibles y no está dispuesta a un no como respuesta.


La mejor amiga de Fabiana es Estrella Jerez (Silvana Salgueiro), una joven humilde e ingenua con muy poca autoestima, pero excelente alumna en el liceo. Estrella no resiente la ausencia del padre. Se ha acostumbrado a vivir con Lidia, a quien ve casi como a una madre. Mientras que la relación con su hermano Darío es distante y desagradable. Siempre a la sombra de su mejor amiga, Estrella no ha tenido tiempo para pensar en ella. Al conocer a Nicolás se enamora por primera vez en su vida, pero su hermano, al enterarse de la cercanía entre ambos, le declarará la guerra al afuerino en caso de que le falte el respeto a su hermana.

Este afuerino es también el hijo menor de Elena. Nicolás Hidalgo (Ignacio Susperreguy) acaba de dejar su segunda carrera universitaria y no sabe qué hacer con su vida. De carácter introvertido y poco sociable, culpa a sus padres por los errores que él mismo comete. Tras la separación de sus padres, opta por quedarse en Santiago con Francisco. Pero su estilo de vida colmó la paciencia de su padre, quien prefirió dejarle a su madre el problema, como siempre. El joven se desempeñará como mesero en el restaurante del hotel de Clara, pero estará constantemente en conflicto con su madre y hermana al tener que trabajar y asumir responsabilidades por primera vez en su vida. En Caleta del Sol conocerá a Estrella. Estar con ella lo involucrará también en los conflictos de los habitantes de la caleta.


Otros de los personajes que serán parte de Caleta del Sol es Lidia San Juan (Tatiana Molina), la dueña del bar restaurante ‘El Congrio Loco’ que es famoso por ser el punto de encuentro para pescadores y lugareños de la zona. Lidia debió adoptar una postura ruda frente a los pescadores para no dejarse pasar a llevar en su establecimiento. Les guarda un especial cariño a Darío y Estrella, jóvenes a su cuidado. Para ella son los hijos que nunca tuvo e intenta apoyarlos y darles lecciones de vida constantemente. A él le impone reglas y a ella la alienta a salir adelante. Ha sido por décadas la amante secreta de Nicasio. Ha sido el único hombre en su vida, aún cuando éste está casado.

Darío Jerez (Gabriel Cañas), el ‘Chungungo’, es el mejor amigo de Gerardo, el problema es que aunque él intenta imitar las dotes de conquista de su amigo, las mujeres solo se le acercan para llegar a Gerardo. Es irresponsable, y le gusta vivir el día a día. Lo que más lo apasiona es su trabajo radial en una emisora comunitaria de la caleta, donde habla de los temas importantes y se siente muy valorado. Su fiel compañera es Lupita, su llama, con la que convence a los turistas en el verano para que se tomen fotos y obtener unos pesos extras. Darío nunca ha pololeado, y las chicas que más le atraen son las turistas, particularmente las surfistas. Así, se enamorará de Catalina Infante conocida como ‘Chica k’, una surfista acomodada.

El alcalde del pueblo será Emilio Viveros (Erto Pantoja). Carismático y acomodadizo, es un hombre muy poco comprometido con la realidad de sus pobladores, quien no dudará en aliarse y fomentar la instalación del proyecto energético en la zona aún ocultándoles información a los pobladores de Caleta del Sol. Este será, lo más seguro, su último mandato. Pocos saben cuál es su tendencia política, ya que va de aquí para allá y de allá para acá siempre buscando provecho para él.

En cuanto al liceo de la caleta, sobresaldrá el profesor de lenguaje Federico Galván (Andrés Velasco), quien además es locutor y encargado de la radio comunitaria de la caleta. Es respetado por la comunidad, ya que con su voz acompaña al pueblo en el día a día. Tímido por expresar sus sentimientos, sólo cuando está frente al micrófono saca a relucir su personalidad. Aunque su corazón está ocupado, prefiere que nadie sepa lo que de verdad siente, ya que es muy reservado. No sospecha que el destino podría ponerlo frente a frente con su alma gemela.

El misterio lo pondrá Mario Luna (Mario Bustos), quien es conocido como ‘El Pata ‘e Mula’, es un ermitaño que habita en los alrededores del pueblo, junto a la playa y en una pequeña choza en solitario. Vive de lo que le entrega el mar y existen diversas teorías y descabellados rumores acerca de quién es en realidad. Lo cierto es que hace más de veinte años tuvo un breve e intenso romance con una de las mujeres del pueblo, del que hay más de un secreto que esconder, sobre todo porque ella aparenta ser una mujer de otra clase a la que jamás podrían vincular con él.

En Caleta del Sol también destacará el sacerdote Juan Eduardo (Roberto Prieto), el padre Lalo; y los surfistas Maribel (Elisa Alemparte), Vanesa (Camila Lasso), Sebastián (Nicolás Platovsky) y Felipe (Marcelo Gutiérrez), amigos de Vicente y Catalina que llegarán al pueblo provenientes de Viña del Mar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario