lunes, 13 de octubre de 2014

Quién es quién en “Pituca sin Lucas”, la nueva vespertina de Mega

Gentileza Mega
De manera especial, Mega estrenará esta noche su nueva teleserie para las 20 horas. La historia que escriben Rodrigo Bastidas, Elena Muñoz, Alejandra Saavedra, Hugo Castillo y Milena Bastidas narra la caída de una mujer acostumbrada a los lujos y la buena vida, quien tras una mala maniobra financiera de su marido queda en la ruina y debe partir de cero. La producción irá hoy y mañana a las 22:45 horas, para tomar su horario normal a partir de este miércoles.

Esta mujer será Tichi Achondo (Paola Volpato). Tichi siempre ha vivido en una situación muy acomodada. Se casó joven, nunca supo muy bien si estaba realmente enamorada de su marido, pero lo admiraba y quería. Aunque nunca trabajó su dedicación estuvo tiempo completo a ser una mamá presente y entretenida. El descalabro económico y el abandono de su marido, la dejó pésimamente mal parada. Se quedó sin casa, sin amigos y sin su esposo que representaba para ella una figura paterna y proveedora. Ahora intentará mirar el lado bueno de las cosas lo que le da fuerzas para salir del hoyo en que se encuentra y mostrarse optimista, contenta y positiva frente a sus hijas. Llegar a un nuevo barrio la hará salir de la burbuja de forma bastante catastrófica.

El hombre que la deja en la calle, es su marido José Antonio Risopatrón (Mauricio Pesutic). Tremendamente astuto y absolutamente inescrupuloso en los negocios. José Antonio es capaz de vender a su madre y estafar a un amigo. Gracias a su extravagancia y simpatía, ha logrado mantenerse en la elite empresarial y es muy conocido en la socialité capitalina. Este hombre se ha desempeñado como el intermediario entre el terminal pesquero y los supermercados y las empresas, siendo el principal proveedor. Con Tichi, ha tenido una relación extremadamente machista y vertical, pero siempre la ha tratado como una reina. Él ama a su mujer, pero siente que le pertenece. Luego de la estafa, José Antonio queda muy mal en términos económicos por lo que escapa del país. Cuando vuelva se las arreglará para sumarse nuevamente a ese mundo que lo abandonó, además buscará recuperar a su familia a como dé lugar.

En esta nueva vida, Tichi también tendrá nuevos vecinos, Manuel Gallardo (Álvaro Rudolphy) será uno de ellos. Manuel es un hombre de esfuerzo que ha logrado sacar a su familia adelante, a pesar de haber quedado viudo cuando el menor de sus cuatro hijos tenía dos años. Luego de que su esposa muriera de cáncer, Manuel ocultó su dolor, aprendió a ser feliz y renunció a cualquier oportunidad de tener una vida en pareja. Hace años trabaja en el terminal pesquero y es un codiciado líder y acérrimo comunista, presidente del sindicato de trabajadores. No en vano sus cuatro hijos se llaman: Salvador, Fidel, Gladys y Ernesto. Manuel es aprensivo como padre pero muy cercano. Poco a poco se irá dando cuenta que el amor es algo fundamental en la vida, y que las parejas son muy necesarias.

Hace casi un año Manuel mantiene una relación con Stella (Ingrid Cruz). Al igual que él ‘la Reineta’ trabaja en el terminal pesquero, lugar donde se mueve a sus anchas y se lo coquetea todo. Es segura de sí misma, se sabe sensual y le encanta que la piropeen. Stella ha estado eternamente enamorada de Manuel. Su gran sueño es casarse con él, pero no ha logrado ni siquiera convencerlo de pololear formalmente. Es tanto lo que lo quiere que es obsesivamente celosa. Está viendo peligro en cada mujer que se le acerca a Manuel y a pesar de hacer grandes esfuerzos por reprimirlos, siempre termina haciéndole escenas. Lo paradójico será que no verá en Tichi ninguna amenaza. Pero cuando se dé cuenta de lo que va a empezar a nacer entre ellos hará lo que sea por sacársela de encima.


En este partir de cero, Tichi estará acompañada junto a su madre y sus tres hijas. Lita (Gabriela Hernández) es una señora viuda, cuica, discriminadora y algo clasista. Católica acérrima no logra entender por qué Dios les mandó este castigo de haber perdido todo de un día para otro y tener que cambiar de vida, de barrio y de estatus. A pesar de vivir una gran crisis económica, anda para todos lados con sombrero y vestida elegante. Rápidamente en su nueva vida buscará quien puede ayudarle a solucionar sus cosas. Por eso se hará amiga de don Benito, de quien se aprovechará comprándole cosas para luego quedar debiéndoselas. Don Benito será su gran entretención, un compinche que jamás pensó que iba a tener en un barrio como ése.

María Jesús Risopatrón (Montserrat Ballarin) es la mayor de las tres hijas. Salió hace cuatro años del colegio y ha estudiado tres carreras distintas, ya que con todo se aburre. Su único propósito en la vida es casarse con Felipe, formar una familia y ser dueña de casa y mamá. Para ella el cambio de vida que experimentara su familia significa un gran papelón y le da mucha vergüenza. Por eso continuará diciendo que vive en La Dehesa y hace que su pololo la lleve para allá cuando la pasa a dejar, para luego volver a su casa real. Cuando María Jesús conozca a Salvador se sorprenderá de sí misma al encontrarlo atractivo. Por otro lado, la invadirán los celos cuando Felipe conozca a Gladys. Así su vida amorosa se volverá un torbellino del que no sabrá bien cómo salir.

María Belén Risopatrón (Mariana Di Girólamo) es la hija de al medio. Aplicada y matea quiere llegar a ser profesional. Sabe muy bien donde está parada, aunque este nuevo lugar al que llegaron a vivir, ella no lo habría elegido nunca. Sin embargo, y frente a la situación que están enfrentando y al ver a su madre constantemente afligida, comienza adaptarse sin problemas a su nuevo colegio defendiendo su clase social frente a los prejuicios clasistas del resto. A diferencia de su hermana mayor a ella lo que realmente le avergüenza de toda esta situación es que su padre haya estafado a tanta gente. Belén será el gran apoyo de Tichi en lo emocional y práctico. Conocerá a Fidel primero como vecino y luego será su compañero de curso. Y a pesar de lo superficial que lo encontrará al principio, él se la irá ganando con su sentido del humor.

Finalmente está la pequeña María Piedad Risopatrón (Sofía Bennet). Agrandada, está siempre tratando de ser igual que sus hermanas mayores. Es una niñita totalmente criada por mujeres. Sueña con ser princesa, con casarse, con encontrar al príncipe azul y por supuesto con ser igual a su mamá y sus hermanas. Es la única que no sabe lo que realmente ocurrió con José Antonio, ya que Tichi no le ha contado la verdad. Cree que su papá se fue de viaje, por lo que está siempre esperando que vuelva. Es muy religiosa y tiene permanentes conversaciones con Dios, sobre la situación que ellas están viviendo. Como hija menor es muy regalona de su abuela y le hace caso en todo. Se hará muy amiga de Ernesto y se apoyará mucho en él, especialmente en el colegio, dónde se sentirá como un pájaro raro.


Por otro lado, están los hijos de Manuel. El primero es Salvador Gallardo (Francisco Puelles), un joven ordenado, responsable, eficiente y que tiene gran éxito con las mujeres. Y pese a que no es profesional es muy astuto y se desempeña como si fuera el mejor de los ingenieros comerciales. Todo ese orden y estructura rígida desaparece los fines de semana. Salvador era el hijo mayor cuando murió su madre y junto a su hermana se preocupó de apoyar a su padre. Con su hermano Fidel suele tener grandes discusiones, ya que le molesta que pierda las oportunidades que ha tenido. Con Gladys, en cambio, tienen una relación muy cercana y a pesar de ser muy distintos, se respetan y admiran mutuamente. A Salvador no le interesa el compromiso, sin embargo la llegada de las Risopatrón, específicamente de María Jesús, le cambiará su perspectiva amorosa.

Luego viene Gladys Gallardo (Fernanda Ramírez). Ella cursa primer año de medicina. Fiel a los principios políticos de su padre, a quien admira profundamente, participa del movimiento estudiantil. Además defiende causas ecológicas, políticas, sociales, feministas, de los mapuches, de los animales. Es una revolucionaria en todo sentido. Pese a ello es sexy y pretenciosa, pero no está ni ahí con los hombres, ya que los encuentra enfermos de machistas y básicos. Estudiando medicina conocerá a Felipe, su nuevo ayudante en la universidad. Y aunque lo encuentra inteligente, lo ve como un médico dedicado a ganar plata y atender a la gente en clínicas privadas. Pelearán de igual a igual, una suerte de competencia que los hará imprescindibles el uno para el otro y que irá generando un vínculo que nadie sabe dónde terminará.

A Gladys le sigue Fidel Gallardo (Augusto Schuster). Dicen que Fidel es el rey del mínimo esfuerzo. Está en cuarto medio, es un poco flojo, pese a que tiene grandes talentos que no sabe desarrollar. Si algo le interesa es capaz de hacer cualquier cosa por conseguirlo, pero si algo no le interesa, no mueve ni un dedo. Fidel es un poco arribista y muy pretencioso. Le gusta la ropa de marca, sacar músculos, usar perfume y siempre está a la última moda. Pololea con Margarita y saca mucho provecho de ella. Deja que lo regalonee, que lo atienda y que le sople en las pruebas, ya que son compañeros de curso. Cuando conozca a María Belén no va a poder creer lo estupenda que es. Le parecerá un regalo tenerla tan cerca y hará uso de todos sus atributos por estar cerca de ella.

En último lugar se encuentra el pequeño Ernesto Gallardo (Benjamín Muñoz). ‘Chechico’ es el único hijo de Manuel que no tiene recuerdos de su mamá. Al ser el menor ha sido sobreprotegido por su padre. Ernesto admira profundamente a su papá y, de manera ingenua, le sigue su doctrina comunista al pie de la letra. Repite las mismas frases y quiere ser igual a él. Es muy inmaduro en los temas sentimentales, le da vergüenza hablar de las mujeres y de amores. Pero es un conocedor de la calle, anda solo en micro, conoce a los señores de los almacenes, se sabe los atajos y es el regalón del terminal pesquero, en especial de Stella, quien ha logrado ganárselo con cariño. Cuando lleguen sus vecinas se encantará con todas, especialmente con María Piedad. Le enseñará su pasión por los cómics y le ayudará a perderle el miedo a la calle.


Dentro del terminal pesquero también destacará el Goyo (Fernando Godoy). Trabajador, honrado y generoso, Goyito no tiene familia y ha trabajado junto a Manuel desde los quince años transformándose en una especie de hermano menor. Goyo le arrienda una pieza a Stella. Y su gran secreto es que siempre ha estado enamorado de ella, sin maldad ha hecho infinitos intentos para que Manuel y la Reineta terminen la relación en que están. De alguna forma y sin decirlo está convencido que podría hacer mucho más feliz a esta mujer que su amigo Manuel. La llegada de Tichi le vendrá como anillo al dedo. Y por lo mismo se las dará de celestino para tratar de sacar provecho de la situación y así conseguir aunque sea una mínima posibilidad con Stella.

Goyo además vive con Enrie-André (Otilio Castro), otro de los trabajadores del terminal. Enrie-André es un gay de origen popular, pero muy arribista. Su nombre verdadero era Enrique Andrade, pero con un amigo del registro civil se lo cambió ya que dice que sus padres eran franceses. Es un copuchento innato, le encanta trabajar en el terminal, y se enorgullece de su condición homosexual siendo amanerado a destajo. De hecho nunca pierde la oportunidad para coquetearles a los trabajadores y clientes. Lo que más le gusta es cocinar provisionando de exquisiteces a los empleados. Siempre está leyendo libros de cocina refinada y usa términos de la clase alta. Además es fanático de la farándula.


Por el lado de la clase alta, estará Felipe Aldunate (Ignacio Garmendia). Él es el típico hijo modelo, mayor de cinco hermanos, estudiante de último año de Medicina y el primero del curso. Se le han conocido varias pololas, pero todas iguales: rubias, altas, flacas y dispuestas a ser mantenidas por él. En la actualidad lleva cinco años pololeando con María Jesús. Ambos son el uno para el otro, aunque no estén muy seguros de amarse. Felipe tiene su vida trazada por sus padres y hasta ahora le ha resultado del todo cómoda. Por eso cuando conozca a Gladys con su temperamento apasionado, rebelde y contestatario se dará cuenta de que parece que hay algo de lo que él se perdió: el ser desobediente. Y le dará mucho miedo el interés que aquello le empezará a generar.

Mientras que en el barrio, Tichi conocerá a otros vecinos como don Benito y su nieta Margarita. Don Benito (Fernando Farías) es el dueño de la panadería. Aunque todos le temen porque es porfiado y mandón, se sabe que es un buen hombre. Vive con su nieta, a quien cuida y de alguna forma le espanta todos los pretendientes. Salvo Fidel a quien tuvo que aceptar a Fidel aunque a regañadientes. Es hincha furibundo de la Unión Española, se levanta a las seis de la mañana y trabaja todo el día. Es mirón y le encantan las mujeres por lo que les fía en su negocio permanentemente. Por eso cuando conozca a Lita se va fascinar con ella. Le parecerá una mujer como las que él conoció en España: fina y religiosa. Por lo que hará todo lo que esté a su alcance por ayudarla y conquistarla.


Margarita (María De los Ángeles García) es hija de madre soltera y de un padre del que nunca más se supo. Ella adora a su abuelo a pesar de que éste es de una estrictez digna de la inquisición. Margarita va en cuarto medio y es compañera de Fidel con quien pololea hace un tiempo. Ella está muy enamorada del hijo de Manuel y a la vez es muy servicial con él, y como lo idolatra éste saca partido de la situación y se deja querer. En el colegio la lleva, por lo que nadie sospecharía que vive tan llena de prohibiciones. En general es de buenos sentimientos y muy generosa, sin embargo cuando aparezca Belén en su colegio y como vecina de su enamorado, hará todo lo que esté a su alcance para que no le quiten a Fidel.

2 comentarios:

  1. pues yo no creo que felipe y maria jesus agan buena pareja yo creo k maria jesus deve estar con salvador por k felipe es feo y salvador es el meo mino es entero rico lo adoro lo amo y odio a felipe

    ResponderEliminar