lunes, 29 de diciembre de 2014

“Aquelarre”: A quince años del final del embrujo del amor

TVN
El miércoles 29 de diciembre de 1999 se exhibió el último capítulo de la exitosa teleserie de TVN. La historia del pueblo donde sólo nacen mujeres, original del guionista Hugo Morales que escribió junto a Fernando Aragón, Arnaldo Madrid y Nona Fernández, tuvo a Álvaro Rudolphy, Sigrid Alegría, Álvaro Escobar, Catalina Guerra, Bastián Bodenhöfer, Coca Guazzini y Edgardo Bruna en los roles centrales.

Inspirada en la obra “La casa de Bernarda Alba” del escritor Federico García Lorca, “Aquelarre” contó con la dirección de María Eugenia Rencoret y Víctor Huerta, la producción general de Pablo Ávila y la producción de Vania Portilla. La vespertina también tuvo en su elenco a Maricarmen Arrigorriaga, Mauricio Pesutic, Jael Unger, Jaime Vadell, Patricia Rivadeneira, Ximena Rivas, Alejandra Fosalba, Francisco Pérez-Bannen, Claudia Burr, Paola Volpato, Mónica Godoy, Anita Reeves, Lucy Salgado, Anita Klesky, Katherine Salosny, Felipe Braun, Claudio Arredondo, Yuyuniz Navas, Marcelo Romo, Iñigo Urrutia, Patricia Velasco y Angélica Neumann, además de Carmina Riego, Patricia López, Claudia Vergara, Carolina Contreras y Alejandro Montes, para quienes la producción marcó su debut en teleseries.


La historia transcurre en un pequeño pueblo de la zona central donde ocurre un insólito fenómeno: hace más de treinta años sólo nacen mujeres. Por lo mismo, y contratado por Jorge Patiño (Eduardo Barril), a la localidad llega Ignacio Pastene (Bastián Bodenhöfer), un médico interesado en el extraño suceso. Su llegada coincide con la muerte de Patiño. Pese a esto el doctor descubre documentos del difunto bajo el nombre de La novia de la noche. Impresionado con el misterio del escrito, Ignacio decide quedarse a investigar.

Pero no todo será tan fácil. El recién llegado se cruzará en el camino de Elena Vergara (Coca Guazzini), una química farmacéutica que cultiva flores y confecciona un extraño perfume llamado Agualuna. Elena tiene poderosas razones para evitar que el médico permanezca en el pueblo. Su brazo derecho, Silvana (Catalina Guerra) intentará ayudarla y para eso se valdrá de su antigua relación con Ignacio.


El médico no es la única preocupación de Elena. Su principal enemigo es Fernando Guerra (Edgardo Bruna), el dueño del criadero de caballos del pueblo. Ambos tuvieron un romance cuando jóvenes y ahora pelearán por comprar las tierras del fallecido Jorge Patiño.

 Pese a este interés, será una de las hijas de Patiño, Emilia (Sigrid Alegría), quien buscará cumplir su último deseo: no vender los predios. Incluso pese a los problemas económicos que vive la familia que también componen su madre Bernardita (Maricarmen Arrigorriaga) y sus cuatro hermanas: Gustava (Paola Volpato), Rodolfa (Patricia Rivadeneira), Eduarda (Claudia Burr) y Ricarda (Yuyuniz Navas). En medio de esto, Emilia mantiene una relación sentimental con Diego Guerra (Álvaro Escobar), hijo de Fernando. Situación que se verá alterada con la llegada desde Ámsterdam del único hijo varón de Elena, Juan Pablo Huidobro (Álvaro Rudolphy).

Los lugareños además se ven envueltos por la extraña aparición fantasmal de una mujer vestida de blanco que recorre el pueblo, es la llamada novia de la noche.


Con una historia llena de tradiciones del campo chileno y realismo mágico, la teleserie, musicalizada por “Tierra de mujeres” de Douglas, también destacó por sus nobles personajes secundarios: Poncia (Ximena Rivas), la empleada de las Patiño que hablaba todo en rimas; el Toro Mardones (Francisco Pérez-Bannen), el lechero que despertó las pasiones en más de alguna de las jóvenes del pueblo; el bruto huaso Prudencio (Mauricio Pesutic) y la señorita Gustava (Paola Volpato), una pareja que luchó contra todo para concretar su amor; las falsas mexicanas Chela (Anita Reeves) y Carolina (Patricia López), que hablaban así de tanto ver teleseries; y Scarlet (Mónica Godoy), Tina (Alejandra Fosalba) y Mireya (Lucy Salgado), las esforzadas temporeras del invernadero de Elena. Además de todo lo que encerraba el Liceo de niñas con las constantes peleas entre Ricarda y Alelí (Carolina Contreras), esta última siempre acompañada de la fiel Isidora (Claudia Vergara); la llegada del primo Cristián (Alejandro Montes), quien era la excepción del colegio, y la señorita Julia (Jael Unger), la coqueta profesora del establecimiento.

El final
Durante una calurosa noche de 15 de noviembre, lo que también sucede los 15 de mayo, Elena sale de su casa para dirigirse al jardín secreto de Jorge Patiño y así llevarse a la verdadera novia de la noche, una flor con la que Vergara fabrica el Agualuna, perfume por el que hace treinta años sólo nacen mujeres en el pueblo. Sin embargo, ante ella se cruza una mujer vestida de novia, quien también tiene el mismo destino. A ellas se suma Ignacio, que por indicaciones de Silvana sabe que en ese lugar tendrá todas las respuestas que busca. Así se encuentra con Elena quien le confiesa toda la verdad. Además descubren que la mujer que se viste de novia en las noches no es más que Camelia (Angélica Neumann), su propia hija, quien tras escuchar una conversación de Jorge y Elena decidió vestirse de novia para protegerla. Mientras que como una forma de proteger a su hija, Elena decide confesar la verdad frente a todo el pueblo. Tras escuchar que el perfume es el responsable de la particular característica del pueblo, las mujeres inmediatamente se comienzan a deshacer de dicha fragancia.

Por su parte, Rodolfa le revela a Bernardita la historia de la novia de la noche. Le cuenta que Jorge rescató el cuerpo de su amiga Abigail Gutiérrez de la quebrada de la Rosa y construyó el jardín secreto para enterrarla ahí, y así ella descansara en paz.

Juan Pablo y Emilia pasean por sus tierras cuando él sufre una hemorragia. Se lo llevan a Santiago., ahí descubren que el cuerpo de Juan Pablo rechazó la médula de Fernando. Fernando hace que Gonzalo y Marcelo viajen a la capital, pero sus médulas tampoco son compatibles con la de su hermanastro. Desesperada, Emilia localiza a Diego en Madrid y hace que venga a salvar a su marido. Diego llega de inmediato y le dice a Emilia cuando está le agradece que haya venido, que es lo que haría por cualquiera de sus hermanos. La médula de Diego sirve y se realiza un exitoso trasplante. Diego vuelve a España feliz de haber salvado a su hermano.

Unos meses más tarde Emilia da a luz a Juan Pablo, el primer varón que nace en Aquelarre en más de treinta años. Elena y Fernando brindan por su primer nieto. El patriarca de los Guerra sigue a Elena a su casa y le suplica que si hay alguna esperanza para el amor de ambos que se lo diga. Elena le pide que le dé tiempo, que ella también lo quiere. Dos años después, Emilia y Juan Pablo juegan felices junto a su pequeño hijo.

El destino de la familia protagónica en palabras de la Poncia:
La Rodolfita que mientras no la contradigamos no se nos vuelve loquita,
la Ricardita, que está pololeando con el Cristián y quiere harto a esta niñita,
la Eduardita, en el convento feliz y contenta,
la Gustavita, se nos casó con el Prudencio la diablita,
y la Emilita, casada con casa amoblada.

Doña, pero no se preocupe porque yo y la Jorgita,
nunca la vamos a dejar solita, hasta que seamos viejitas.

6 comentarios:

  1. Pedro Pablo Carrasco30 de diciembre de 2014, 15:49

    Gran teleserie!!!!!!!

    ResponderEliminar
  2. Se extrañan esos años de las Grandes novelas de TVN. Aquelarre en especial la tengo guardada en mi corazón y viva capitulo por capitulo.

    ResponderEliminar
  3. Que gran Teleserie la trama era tan buena las historias secundarias también , cada personaje tenía lo suyo ninguno sobraba ,un elenco espectacular no como aora que son 10 actores y los demás puros cabros chicos ,las últimas actuaciones de Lucy Salgado ,Anita Klesky y Jael Unger me gustaba la pareja de Rudolphy y Sigrid , la rivalidad de Coca Guazzini con Maricarmen Arrigorriaga y Edgardo Bruna ,las hermanas patiño , las temporeras , los exteriores que hermosos paisajes, y el realismo mágico en fin una gran Teleserie !

    ResponderEliminar
  4. Una cosa que habría sido muy genial , que la Claudia Di Girólamo hubiera encarnado a la Abigail Gutierrez y apareciera en la historia como participación especial ya que siempre se hablaba de la Abigail y de su muerte...

    ResponderEliminar
  5. fue una telenovela muy buena podrian volver a darla

    ResponderEliminar
  6. fue una telenovela muy buena podrian volver a darla

    ResponderEliminar