domingo, 22 de marzo de 2015

Así son los protagonistas de “Zamudio”, la nueva serie de TVN

Gentileza TVN
El 2 de marzo de 2012, Daniel Zamudio es brutalmente golpeado por un grupo de jóvenes en el Parque San Borja de Santiago. 20 días después muere en la Posta Central. “Zamudio”, es la serie inspirada en su historia. Así comienza la promoción de la ficción basada en el libro “Solos en la Noche, Zamudio y sus asesinos” del periodista Rodrigo Fluxá, producción de la señal estatal que debutará en los próximos días.

Realizada por la productora Villano, la historia de cuatro capítulos que tiene entre sus locaciones las comunas de San Bernardo y Providencia, el centro comercial EuroCentro y el Parque San Borja, reconstruye el asesinato del joven y su agonía, además de su vida y las de sus victimarios antes de aquella fatídica noche.

Con guiones de un equipo liderado por Enrique Videla, la dirección de Juan Ignacio Sabatini, y la producción ejecutiva de Juan Pablo Sallato por Villano y Rony Goldschmied por TVN, “Zamudio, Perdidos en la Noche” es protagonizada por Nicolás Rojas, Ernesto Meléndez, Michael Silva, Sebastián Rivera y Matías Orrego. El elenco también lo integran Francisca Gavilán y Daniel Muñoz, quienes interpretan a Jacqueline Vera e Iván Zamudio, los padres de Daniel, además de Amparo Noguera, Luz Jiménez, María Paz Grandjean y Jaime Omeñaca, entre otros actores.


Daniel Zamudio (Nicolás Rojas). Él sentía que pertenecía a otro mundo, donde pudiera expresarse libremente y sin complejos, donde vivir la intensidad de las emociones a flor de piel sin cuestionarse y disfrutar cada parte de la vida. Escuchando sus canciones favoritas y caminando por Providencia, Daniel sentía que su futuro se le abría cada vez más. Entre sus ganas de entrar a la televisión y la alegría de una relación plena con un hombre mayor de mejor situación económica las cosas mejoraban y harían olvidar sus humildes inicios en San Bernardo.

Pero lamentablemente la frágil escalera de cristal que estaba construyendo se fue desmoronando cuando enfrentado a su realidad terminó la relación que lo mantenía ilusionado, llevándose con ella los grandes gustos y la vida acomodada a la que se estaba acostumbrando sumiéndolo en una profunda depresión que dejaría más de una huella en él. En la más profunda soledad y sin destino fijo, Daniel se entregó a la vorágine de la noche y en una de sus salidas más extremas, el destino lo encontró con un grupo de cuatro personas quienes sellarían su destino.


Jano Core (Ernesto Meléndez). Es un tipo duro, que huía de su hogar cuando niño agotado de la violencia y los abusos por parte del padre, así en una ocasión fue encontrado solitario caminando en la calle por lo que el Sename se volvió su nuevo hogar. Ha formado su carácter imponiéndose por la fuerza y abusando siempre del más débil.

El hardcore es su estilo de vida, tanto que se volvió su sobrenombre, de ahí el Jano ‘Core’. Niega lazos con grupos neonazi y es conocido como uno de los mejores tatuadores de un local del centro de Santiago, es amigo de Ramón y su historial judicial es amplio y conocido, desde robos simples hasta una violenta agresión a un transeúnte. Este último delito lo mantuvo en la cárcel de San Miguel, donde buscó los favores de los funcionarios para finalmente salir quince meses antes del cumplimiento de la condena, libertad que lo llevó a lanzarse a celebrar junto a sus viejos amigos y que a los pocos días lo llevaría al Parque San Borja, donde encontrarían a un Daniel borracho e indefenso.


Ariel Andrade (Michael Silva). Es un talentoso bailarín, imitador de Michael Jackson y con mucho arrastre con las mujeres, se caracteriza por su inteligencia y personalidad magnética, pero a la vez lleno de incongruencias y una bipolaridad que lo hará muchas veces hacer las cosas que en público dice odiar. Desde que su exitoso padre dejó el hogar, Ariel se volvió más agresivo y creó un mundo de fantasía en el cual las cosas siempre tenían que estar bien, constantemente convive con las tribus urbanas del centro de la ciudad y suele manejar un perfil ambiguo en lo sexual, muchas veces siendo identificado como bisexual.

Conoce a Jano y Ramón en la calle, se hacen compañeros de fiestas y comparten ideales violentos e intolerantes. Cuando pierde una beca para ir a profesionalizarse en baile a España su mundo se derrumba dejando un manto de rabia y resentimiento que comandarán sus decisiones.


Ramón Contreras (Sebastián Rivera). Intentó muchas veces ingresar al ejército, siguiendo los pasos de su padre, pero de una u otra manera fue rechazado generando una frustración en Ramón, un hombre violento y adicto a la cocaína. Es gran amigo de Jano quien suele darle instrucciones sabiendo que Ramón fiel a sus gustos militares, cumpliría al pie de la letra, transformándolo en el de los mandados, ya sea para golpear a algún mendigo, robar algún supermercado o ir a comprar alcohol cuando se acababan las botellas.

Desarrolló un odio a las personas extranjeras desde que una vez una persona de nacionalidad peruana asaltó a su padre, haciendo que se interesara por la teoría y práctica nazi que marcaría desde su forma de vestir hasta su violenta personalidad.

Esa tarde en el Parque San Borja había ido a comprar más ron cuando se encuentra a Daniel tirado en la calle llevándolo al grupo para evitar que lo atropellaran.


Matías Soto Soto (Matías Orrego). Él quería formar parte de algo, ser de algún grupo y sentirse identificado. Pasaba del maquillaje dark a usar bototos militares, llegando a formar parte de cerca de siete tribus urbanas, renegando posteriormente de las mismas. Su fragilidad emocional se vio golpeada cuando pierde a su madre y posteriormente a su tía, dejándolo a la deriva en un mundo en el cual sólo buscaba ser aceptado y querido.

Una tarde en un local del centro se sorprende por la personalidad de Jano y su grupo de amigos, por lo que siente la necesidad de formar parte de ellos, a pesar de ser advertido por sus amigos otaku de la peligrosidad del grupo.

No tiene antecedentes penales y estaba estudiando, por lo que sorprendió su participación en los hechos ocurridos en el Parque San Borja.

No hay comentarios:

Publicar un comentario