lunes, 18 de mayo de 2015

Ximena Rivas y “Matriarcas”: “Hay un interés en que el producto sea de calidad”

Gentileza TVN
Esta tarde debutó la nueva teleserie vespertina de TVN, historia que trajo de vuelta a Ximena Rivas al área dramática de la señal estatal. Así, tras ser parte de “Las 2 Carolinas” en Chilevisión, la destacada actriz ahora interpretará a la caprichosa y mal humorada Letizia Názer, una mujer que siempre creció a la sombra de su hermana Diana (Claudia Di Girólamo), acentuando su amargura y envidia. Hablamos con ella en el lanzamiento de la producción y aquí nos cuenta más de este nuevo desafío.

Letizia, quien tuvo a Leonor (Elisa Alemparte) y Amalia (Geraldine Neary) a una edad tardía y con un hombre que la abandonó porque no quería tener hijos, verá con suspicacia la llegada de Gary (Francisco Reyes) a la familia, a quien comienza a investigar antes de que Diana decida hacerlo parte de la familia. También criticará mucho que su hermana quiera traerse a vivir a sus nietos a la casa poniendo en peligro la seguridad y los negocios de la familia.

Cuéntanos de tu personaje.
Letizia Názer Stanford es hermana de Diana, Claudia Di Girólamo, y es como el lado oscuro de la fuerza, es la que ha manejado ejecutivamente el holding, ellos tienen una empresa grande, es como el hombre de la familia y Diana es la mujer que se ha mantenido siempre en la casa y todo eso. Y yo represento todas aquellas estructuras que no aceptan los cambios, que no aceptan los hijos fuera del matrimonio, hay toda una defensa de la estructura rígida, la defensa de la imagen. Ella es todo por la imagen, o sea represento a un buen porcentaje de chilenos yo siento, que nos preocupamos mucho de cómo nos vemos más que de cómo somos o si de estamos siendo felices de cómo somos, entonces es muy entretenido.

La teleserie aborda la maternidad ¿Cómo es la relación de tu personaje con sus hijas?
Elisa Alemparte y Geraldine Neary son mis dos hijas. Una de ellas es igual a mí, una perra absoluta, y la otra es más romántica, se enamora del cura, o sea totalmente un mundo paralelo. Son las dos muy opuestas, pero yo no las quiero para nada porque esperaba tener hombres, de hecho me quedé embarazada buscando un hombre para que Alexis, el personaje de Emilio Edwards, no fuera el único heredero, pensando después en la herencia y todo eso. Y me salen dos hijas, entonces les digo cosas como “Lo único malo de las hijas es que no las puedes devolver”, así de maldita. Es muy entretenido, muy entretenido actuarlo y muy entretenido construir desde este lugar.

¿Cómo has trabajado este nuevo desafío?
Creo que la comedia que instala “Matriarcas” no es solo comedia sino que está un poquito pasado hacia arriba en cuanto a estilo, entonces nos permitimos ser la mala de “La Cenicienta”. Yo me he entretenido caracterizando desde esa mala, por ahí parte el primer referente y trabajar la gestualidad desde ese lugar. Yo estoy trabajando la maldad, el decir todo pero desde un lugar muy maldito, siempre digo una pesadez donde esté, como esté y lo que sea, y la ironía que me parece una característica muy entretenida de trabajar porque es muy inteligente y siempre te genera humor.


Con Claudia Di Girólamo y Juan Falcón venías de Chilevisión, Blanca Lewin emigró de Canal 13 ¿Qué te parece el elenco que se formó para este proyecto? 
El elenco está estupendo. Yo creo que Verónica Saquel se esmeró en tener un elenco solido desde la comedia, que pudiera jugar, que pudiera descansar de alguna manera en personas ya probadas dentro del medio y también hizo un gran casting, toda la gente nueva que esta pasó por un gran casting, no hay nada ganado gratis acá. De hecho me tocó hacer casting con muchos actores y actores de primera línea chilenos entonces hay un interés en la producción, hay un interés en que el producto sea de calidad y que más que nada se pueda jugar y se pueda tener una solidez actoral para sostener la historia porque tiene que ser sostenida con verdad igual aunque sea comedia para que se mantenga el interés del público.

Mucho se ha hablado de las crisis de las áreas dramáticas, a excepción de la de Mega ¿Cómo ves ese tema? 
Yo siento que la crisis va más allá de una teleserie, creo que es una crisis absoluta de lo que es la televisión. Creo que la televisión cambió y los medios de producción no se han adaptado a ese cambio. Para mí el rating hoy no marca nada porque hay un universo enorme de gente que ve plataformas de internet, que ve series internacionales, que ve Netflix y nada de eso es medido entonces siento que no sólo la televisión tiene que adecuarse a estos nuevos sistemas de producción y de medición de la audiencia sino que también las marcas. Para mi hoy el rating así con esos mismos trescientos televisores de hace quince años atrás no es representativo, de hecho ni siquiera se mide en todo el país, entonces no mide nada.
Creo que la crisis lejos de ser una hecatombe o una catástrofe o algo tremendo es una posibilidad de opción de cambio y de mejorar, y creo que en eso se está. Lo que existe hoy de que le va mal a una teleserie para mí no es representativo para nada, creo que tiene que haber un cambio mucho más grande de mirada, de gente que llegue a la televisión con otra mirada, que se hagan productos particulares por target, para quien va dirigido esto, cuales son los temas de interés, cual es nuestro nicho, que auspiciadores necesitamos para esto, en cambio ahora está todo todavía en general donde toda esa otra audiencia queda completamente huérfana, de medición, de que está viendo la gente y la televisión abierta es una franja ya hoy muy mínima. Por eso creo que hay que modernizarse.

¿Cómo invitarías a la gente a ver “Matriarcas”?
Siento que el público tiene una gran fidelidad con los actores. Yo siempre he recibido el cariño de la gente de una manera muy agradecida porque te siguen y les encantan los actores nacionales. Y si bien es cierto estas dos producciones de afuera marcaron un hito y todo eso, hay un público fiel que se mantiene completamente siguiendo las producciones nacionales. Entonces los invito porque hay un excelente elenco, hay muy buenos comediantes, hay una buena historia escrita por Sebastián Arrau, original, en la que hay mucho potencial porque son treinta y tres nietos, y treinta y tres posibilidades de familias distintas, de actores distintos. Entonces se viene mucho, va a entrar más gente, muchos más estilos de actuación, muchas más familias integradas de maneras distintas, así que difícil que se aburran.

1 comentario:

  1. Ximena Rivas es una de las más grandes ....y por supuesto que se ha notado mucho que Matriarcas de verdad esta bien hecha buenas actuaciones buena trama historias secundarias me gusta que la Ximena se preocupe de trabajar en algo de calidad, no como solange Lackington que defiende la pobreza del Papa ala deriva porqe es "fácil de digerir"

    ResponderEliminar