martes, 23 de junio de 2015

“La Poseída” impacta con exorcismo de Carmen y accidente de Ignacio

Gentileza TVN
Estaba anunciado para este lunes y así fue. En un capítulo de larga duración, la nocturna de TVN vivió uno de los momentos más esperados, el primer exorcismo a Carmen Marín (Luciana Echeverría). El episodio, que arrasó en Twitter convirtiéndose en lo más comentado en Chile con el hashtag #ElExorcismoDeCarmen, también sorprendió con el terrible accidente del pequeño Ignacio (Agustín Canales).

Tras llevarse a Carmen Marín a un antiguo monasterio, donde el doctor Varas (Jorge Arecheta) no pudiera encontrarla y así la joven no fuese hospitalizada en un psiquiátrico, el Padre Raimundo (Marcelo Alonso) y Sor Juana (Amparo Noguera) comenzaron a preparar a Carmen para exorcizarla. Todo esto sin ningún permiso del Vaticano.


Mientras Carmen rezaba el rosario para calmarse, sus heridas comenzaron a sangrar y la lámpara de la habitación se movió sola. El Padre Raimundo y Sor Juana, seguros de que el demonio se está apoderando de su cuerpo, la amarraron de manos y pies. El Padre comenzó el rito religioso, rezos que Carmen, o lo que está dentro de ella, no resistió: Su cuerpo se contorsionó en varias oportunidades dando gritos, vociferaciones y maldiciones llegando incluso a golpear y escupir a los religiosos.

En paralelo, las aristocráticas familias Mackenna-Riesco y Orrego-Urmeneta realizaban un paseo al Parque Cousiño. Así, mientras Asunción (Antonia Zegers) tenía el presentimiento de que una tragedia se acercaba, minutos más tarde el hijo de Joaquín (César Sepúlveda) y Ángeles (Ignacia Baeza) se ahogaba en la laguna del lugar, accidente que lo dejó en coma y con un grave estado de salud.

No hay comentarios:

Publicar un comentario