miércoles, 24 de junio de 2015

Magdalena Müller y “La Poseída”: “Estamos haciendo un producto de mucha calidad y eso nos tiene muy tranquilos”

Gentileza TVN
Tras interpretar a Yoyita en “Somos los Carmona”, la actriz regresó a las pantallas de TVN, aunque en esta ocasión, por primera vez como parte de una teleserie nocturna. En la producción que se emite de lunes a jueves, la actriz es la noble novicia Adela Soto, la mejor amiga de Carmen (Luciana Echeverría). Dentro de los últimos capítulos, su historia ha ido tomando más fuerza, sobre todo ahora que la inocente joven comenzó una peligrosa cercanía con el violento y abusador Pedro Faúndez (Gabriel Cañas). A continuación Magda nos cuenta de su nuevo desafío.

Cuéntanos de Adela Soto.
Ella es la mejor amiga de Carmen Marín. Han estado juntas desde que entraron al convento y se hicieron casi hermanas. Mi personaje encarna un poquito la bondad, el ser muy buena amiga, la verdad, el ser sencilla también y el ser muy creyente, ella cree mucho en Dios. Confía mucho en que su amiga se va a mejorar porque está en las manos del Padre Raimundo (Marcelo Alonso), porque está en las manos de Sor Juana (Amparo Noguera). Ella cree mucho en eso. Cuando ve que su amiga va empeorando, ella también sufre las consecuencias de eso porque se va quedando sola. Y bueno, también está el grupito de Vitalia (Alicia Rodríguez) que me hace harto bullying, para variar jajaja. ¡Siempre me hacen bullying! No sé porque jajaja.

El mundo de Adela es el convento.
Y la chingana. Cuando empiezo a tener problemas económicos Carmen me trata de ayudar y me manda donde su mamá y ahí yo conozco a su hermano Pedro, que lo hace Gabriel Cañas. Y a mí me encanta, me encanta, pero porque él se hace el bueno conmigo. Se hace el encantador, el buena persona, siendo que él es malo malo malo.

¿Comienzan una relación?
Empieza a nacer una relación un poco idílica de parte de los dos porque él también ve en mi algo que no había visto en nadie, que es conocer a alguien bueno de verdad. Él se rodea de gente muy mala también entonces finalmente empieza a ver como una idealización de ambas partes, pero obviamente él tiene sus cosas. Ahí me van a hacer sufrir harto también porque él en su esencia es un hombre bastante malo y esta niña que tiene dieciséis años, que vive en un convento, que no conoce el mundo, se va a tropezar.

¿Cómo ha sido trabajar con Gabriel Cañas?
Trabajar con Gabriel es un privilegio. Él es un excelente profesional, yo lo conocí como mi ayudante de voz en la escuela de teatro y no podía creer cuando supe que iba a ser mi partner en esta teleserie. Fue una mezcla de felicidad y nervios jajaja, ya que antes había sido como mi profesor. Pero realmente ha sido una experiencia exquisita en todos los sentidos. Él es un compañero muy generoso y talentoso, y creo que hemos logrado escenas bellísimas. Tenemos mucha química en la pantalla y eso siempre se agradece.


¿Cómo preparaste este personaje?
El proceso de preparación fue de muchísimo estudio y trabajo. Primero tuvimos que contextualizarnos, estudiar sobre la época y sobre el caso de Carmen Marín. Tuvimos que aprender a rezar y cantar en latín, y después fue el trabajo más personal de buscar a la Adela, que creo fue apareciendo en todo este proceso de estudio y de ir conociéndola a través de los guiones.

¿Y qué te ha parecido interpretarla?
Ha sido una experiencia hermosa… ya que ella es una niña hermosa. Es tan noble y pura que me encanta el desafío de interpretar esa pureza y esa transparencia. Creo que ese ha sido el gran desafío, el interpretar a una niña de dieciséis años de fines de 1800 con esa sensibilidad y esa verdad, que espero que se refleje por las pantallas. Eso ha sido de lo que más me he preocupado, de interpretarla desde la máxima verdad.

¿Cómo ha sido compartir con este equipo y elenco?
Estoy muy contenta trabajando con este equipo y con este elenco de lujo. Se ha armado una dinámica exquisita de grupo. Somos muy buenos compañeros, nos apoyamos y ayudamos en todo, y además nos hemos hecho amigos. De hecho, por estos días de la copa américa hemos tenido panorama para ver juntos los partidos de Chile jajaja.


Es tu primera teleserie de época ¿Qué te ha parecido el proyecto?
Maravilloso, es tan lindo. Bueno, siempre mi sueño ha sido ocupar vestidos muy pomposos, encuentro que la moda en esas épocas era muy bella. En esta teleserie no estoy tan atrás porque 1890 igual ya es cerca de 1900, los vestidos no son tan así como inflados ni tanto corset, pero de todas maneras es muy lindo. Y al estar peinada y vestida, el personaje ya está. E imagínate también que estamos trabajando en esta construcción que recrea Santiago, es maravilloso. Definitivamente el equipo le está poniendo toda la carne a la parrilla para que esto salga increíble.

¿Cómo has visto la recepción del público con la teleserie?
A nivel de redes sociales la recepción del público ha sido excelente. A mí por lo menos me llegan puros mensajes positivos sobre la teleserie y sobre mi personaje lo que me tiene muy feliz. Si tenemos muy claro que el rating está difícil, pero estamos tranquilos con el trabajo que estamos realizando. Creo que todos mis compañeros comparten la opinión de que estamos haciendo un producto de mucha calidad y eso nos tiene muy tranquilos y contentos.

¿Cómo invitarías al público a ver “La Poseída”?
Los dejo invitadísimos a verla porque está increíble. Tiene un elenco de primera, un equipo que lo está haciendo muy bien, y porque tiene de todo, tiene misterio, tiene romance, tiene terror, tiene uno que otro asesinato, y bueno obviamente tiene toda la parte sensual que un poco plantean las teleseries nocturnas, aunque igual no se abusa para nada de eso. Y porque está muy entretenida, está muy muy entretenida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario