domingo, 23 de agosto de 2015

Así fue el último capítulo de “Sitiados”

Gentileza TVN
“El sitio de Villarrica marcó un antes y un después en la historia del winka. Algunos pudieron escapar de él, pero aún así quedaran sitiados por siempre. Sitiados por su corazón. Sitiados por su pasado. Sitiados por su destino” fueron las palabras de la machi interpretada por Rosa Ramírez que pusieron fin, la noche de este domingo, a la superproducción de TVN y FOX International Channels Latin America que realizó Promocine.

Aunque Juan De Salas (Andrés Parra) había ordenado a Pedro (Francisco Celhay) hacerle una cesárea a su hija Rocío (Macarena Achaga), Agustín (Benjamín Vicuña) finalmente logra llevar a Inalef (Daniel Antivilo) al fuerte, siendo el mestizo el único capaz de salvar la vida de la mujer y del hijo que lleva en su vientre. Así, mediante un ritual, logra que Rocío siga con vida y que dé a luz a una niña. Cuando todo iba bien llega al lugar un grupo de soldados encabezados por Malaspina (Francisco Ossa) y el maestre, quien pese a enterarse que Inalef salvó ambas vidas, lo asesina frente a Isabel (Marimar Vega) y Agustín.

La pareja tratando de salvar de la muerte se encierra en una pieza, ahí Agustín le revela a Isabel que su hijo Diego (Zoe Riveros) está vivo y que está al cuidado de la aldea mapuche. Malaspina escucha la noticia y tras infórmasela a Juan De Salas parte al bosque a corroborar la información. El Obispo Justo Domingo del Valle (Tito Bustamante) también se entera que el niño marcado sigue con vida.

Mientras Isabel Bastidas, que en realidad se apellida Goyenechea, es apresada y condenada a ser quemada viva en la hoguera después de ser acusada injustamente en nombre de la sagrada Santa Inquisición de cometer brujerías. Agustín logra escapar y se reúne con Nehuén (Gastón Salgado) para idear un ataque contra el fuerte de Villarrica. Así junto a las tropas de Ankanamun (Francisco Medina) preparan el asalto final.

Hacía el final del episodio, y tras la sangrienta batalla que se desata entre españoles y mapuche, Agustín salva a Isabel de la hoguera y Nehuén rescata a Rocío. Sin embargo, el obispo se rapta a la hija de la pareja y la usa de escudo para escapar, es ahí que con arco en mano Isabel hace justicia terminando con la vida de quien la quería quemar viva.

Abandonando el fuerte, Juan de Salas decide ir por Diego y llevárselo a España. Agustín e Isabel intentan rescatarlo, pero el capitán queda muy malherido y es Isabel quien va detrás de su hijo. Pese a ello, ya es tarde. El maestre se lleva a su hijo por el río. Es ahí cuando aparece Nehuén y de un flechazo termina con la máxima autoridad del fuerte de Villarrica.

“La guerra ha terminado. Hemos derrotado al winka y hemos recuperado la tierra de nuestros ancestros. De esta tierra hemos nacido y en esta tierra hemos de morir. Muchos de nuestros hermanos han dado su vida para cantar victoria. En honor a ellos y a nuestros hijos les prometo que mientras yo sea toqui ningún winka nos va a despojar de la tierra en que nacimos”, fueron las palabras de Nehuén tras derrotar a los españoles.

La serie inspirada en un hecho histórico que contó con fondos del Consejo Nacional de Televisión y fue protagonizada por el colombiano Andrés Parra, la mexicana Marimar Vega, Benjamín Vicuña, la argentina Macarena Achaga y Gastón Salgado dedicó su último capítulo al fallecido estilista y caracterizador de actores Andy Zapata, conocido como Giovandy, quien trabajó en la ficción y falleció el pasado 7 de febrero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario