lunes, 25 de abril de 2016

Etienne Bobenrieth: El actor revelación de las teleseries diurnas de Mega

Gentileza Mega
El pasado 29 de julio la señal estrenó “Eres mi Tesoro”, su primera producción dramática para la franja de las 15 horas, historia en la que Etienne debutó como el soñador Ricardo ‘Richi’ Pizarro, personaje con el que rápidamente se ganó el cariño del público. Ahora, y en menos de un año, es parte de “Te Doy la Vida”, ficción donde interpreta al esforzado y responsable estudiante de derecho Samuel Garrido. De todo esto pudimos conversar con él en el lanzamiento de la teleserie.

Ya te vimos en “Eres mi Tesoro” ¿Cómo llegaste a las teleseries?
Con el taller de la Moira (Miller). De hecho fue antes de que se cambiara, de que la Quena viniera a Mega y todo, yo estaba en el último taller que hicieron en TVN. Entonces cuando la Quena se vino a Mega, se vino con la Moira Miller y ahí ellos me trajeron al área dramática.

¿Y cómo evalúas esta primera experiencia?
Me pareció fantástica, fantástica. Bueno, partiendo por el gran elenco con el que me tocó compartir set, fue maravilloso. Un elenco de gente experimentada, otros cabros jóvenes como yo que no habían hecho nunca teleseries. Se logró una cohesión en el grupo muy bonita y que evidentemente eso se transmite. Nosotros los actores trabajamos con emociones, estados, y cuando hay una buena química entre los compañeros, cuando hay compañerismo, donde los actores están en servicio de la escena y no en servicio de verse bien o de actuar bien se logra una cosa grupal muy bonita que también creo se repite en “Te Doy la Vida” a pesar de que es otro el elenco, nos repetimos varios, pero es otro el elenco. Creo que eso fue súper bueno para enfrentar este nuevo trabajo que yo no había hecho nunca, un lenguaje totalmente nuevo. Yo he trabajado en teatro toda mi vida, nueve años viviendo del teatro, y entrar a este lenguaje que es súper particular en muchos sentidos, en temas de ritmo, de las cosas técnicas, la rapidez con la que se trabaja, etc. Fue una muy buena experiencia.

¿Qué te pareció partir con un personaje como el Richi?
Bien, honrado de que me pongan en un personaje de veintidós años siendo que yo tengo treinta y tres, eso ya es algo bueno jajaja. Contentísimo, es un trabajo del cual estoy agradecido y cada vez aprendo más, aprendo de los compañeros con los que trabajo, aprendo de los actores más experimentados, como el Gabriel Prieto, la Carmen Disa (Gutiérrez), personas muy ricas en espíritu, son personas que trabajan desde lo grupal, no desde el ego como actores, han sido muy acogedores. Uno puede esperar que a veces los actores más experimentados estén un poquito más reacios a la inexperiencia de uno, pero ha sido al revés, ellos han sido muy acogedores, y hay que observarlos, mirarlos y aprender de ellos porque son viejos sabios.

¿Y cómo has visto la recepción del público con tu trabajo?
Súper. Bueno, como yo he hecho teatro toda mi vida no estoy muy acostumbrado al reconocimiento en la calle y ahora que ocurre me ha impresionado mucho desde donde ha sido ese reconocimiento. Porque no ha sido solamente desde “Ah, usted es de la tele”. Si no que la gente me para y me dice “Oiga, usted es muy buen actor”, “Su trabajo es muy bonito”. Eso a mí me ha hecho darme cuenta que la gente que ve las teleseries sabe mucho más de lo que uno cree que sabe, pueden ver mucho más a través de la teleserie de lo uno cree que ven.

Además que el público enganchó mucho con tu rol.
Claro, la gente se compadece mucho del Richi, la gente me ve en la calle y me dice “Oye, ya déjate de andar persiguiendo a la Marión (Constanza Araya), que no vale la pena” y todas esas cosas. Y evidentemente a un personaje así, sufrido y bueno, la gente lo acoge.

Ahora en “Te Doy la Vida” te toca un personaje del mismo perfil.
Bastante parecido. En términos de estereotipo son muy parecidos. Es de la familia de escasos recursos, joven. Los dos son buenas personas, son honrados, o sea lo primero para ellos es la familia, lo primero, después puede venir el amor y todo el resto, pero lo primero es la familia, mientras la familia este bien está todo bien. En eso son muy parecidos y eso los hace ser personajes muy queribles. La diferencia que tiene el Samuel con el Richie, es que el Samuel es mucho más seguro en la vida. El Samuel estudia derecho y él va a ser abogado, y no hay nada que se interponga entre él y su título. El Richi pasa por vender empanadas, por vender churrines, por trabajar en la automotora. Él busca su futuro profesional, le cuesta encontrarlo y se trata de aferrar a su amor de toda la vida que es la Marión. El Sami es al revés, tiene muy claro que va a ser abogado, que es el único que ha podido tener un título universitario en su familia, él es muy consciente de eso y ese es su norte. A él el amor le rodea, pero no se da cuenta, él es más lento en ese sentido. Ahí por un lado tiene a la Rosa María (María De los Ángeles García) y por otro lado tiene a la que no voy a decir para no develar la sorpresa, pero en eso se va a perder, en eso es donde él pierde un poco la cabeza, pero tiene muy claro de que cuando tenga su título va a sacar adelante a su familia.

¿Y qué pasa con Samuel cuando aparece este sobrino biológico?
La relación de Samuel y Fabián, que es su hermano mayor, es muy bonita. Porque sigue siendo hermano mayor y hermano chico, él es mi segundo padre, entonces tenemos una relación muy bonita donde somos muy honestos el uno con el otro. Él me paga los estudios, yo a él le tengo mucho respeto, muchísimo respeto, entonces en ese sentido cuando aparece el Nico (León Izquierdo), aparece el hijo biológico del Fabián, la postura de Samuel es muy de “hermano, ¿qué es lo que tú quieres? Todo lo que tú quieras hacer con respecto a eso yo te voy a ayudar, te voy a apañar”. Como que prefiere no emitir el juicio sino que decirle “hermano, yo estoy contigo, la decisión que tú tomes en relación a este niño, yo te voy a apoyar. Yo te voy a apoyar siempre”. Y eso habla de las relaciones que se forman en esta familia. Samuel no toma partido, dice “hermano talvez podrías hacer esto”, desde un respeto, siempre desde del respeto, y eso es muy bonito en la relación que se ha generado en la familia.

Esta familia la completan sus padres, Ester y Domingo.
La Carmen y el Gabriel, que son mis papis, son los mejor. Lo pasamos tan bien grabando, nos tienen que parar. Es como “ya, por favor no disfruten tanto porque tenemos que grabar la escena”. Generamos muchas dinámicas de familia porque somos además la familia humilde, entonces cada escena, por ejemplo la escena del desayuno es “oye, que pasa la sal pa’ allá, que el jamón, que el huevo”. Los pasamos muy bien.

En cuanto al tema amoroso, acá te toca con dos nuevas parejas televisivas ¿Qué te ha parecido compartir con ellas?
Increíble. La Marita García es una gran profesional, una gran actriz. El trabajo de ella yo lo encuentro impresionante porque una cosa es saber imitar el acento colombiano y otra cosa es emocionarse, llorar y enojarse en colombiano, que es muy muy difícil. Es un trabajo actoral muy muy difícil porque cuando uno trabaja con las emociones tu tiendes a tomar lo más cercano a ti y tener que echarle la choreada a alguien en colombiano es difícil. Entonces en ese sentido yo a la Marita le admiro mucho todo el trabajo que ella ha hecho de encarnar a alguien que no es chileno. Y la Carmen Zabala, que es una actriz muy joven, nueva. Ella es la debutante de la teleserie. Se van a impresionar con ella, es de un talento realmente pocas veces visto, tiene una soltura, tiene un manejo de la escena, tiene una energía exquisita. Trabajar con ellas dos es un agrado.

Mega hace las teleseries de las 15 horas junto a AGTV Producciones ¿Cómo ha sido ese trabajo?
Todo bien. AGTV se ha portado muy bien con nosotros, Pablo Ávila es un gran tipo, o sea no tenemos nada de que quejarnos allá. Es una productora que está partiendo, ellos están siempre preocupados de las cosas que uno puede necesitar, son profesionales. Estamos súper contentos allá en AGTV.

¿Cómo invitarías al público a ver esta nueva apuesta?
Decirles que si les gustó “Eres mi Tesoro” se van a impresionar aún más con “Te Doy la Vida” porque es una historia muy bonita, es una historia que se mete en el tema de la adopción, habla de lo que significa ser el papá biológico de un niño que tú no has visto, de cómo el sólo hecho que sea tu hijo de sangre te puede atraer. Son temas que no se tocaron en “Eres mi Tesoro” entonces creo que en ese sentido se renueva un poco la historia y la gente va a ver otras circunstancias, otras historias, otros momentos, otros personajes.

1 comentario:

  1. A pesar de que recién empezo en el mundo de las teleseries, me cae bien y es uno de mis actores jovenes preferidos. Espero más adelante le den un protagónico.

    ResponderEliminar