lunes, 18 de abril de 2016

Quién es quién en “Once Comida”

Gentileza TVN
Hoy, a las 20:30 horas, TVN estrena su primera sitcom en vivo. Con guiones de Juan Andrés Rivera, Pablo Erazo, Jalil Riff y Cristóbal Díaz, la apuesta original de Lalo Prieto tiene a Christian Maringer en la dirección general, a Joana Otondo en la producción general, a Rodrigo Meneses en la dirección y a Martín Erazo en la dirección de actores. La serie, que irá de lunes a viernes, abordará lo cotidiano con humor desde la visión de los Iglesias González, una familia chilena de clase media.

Rodolfo Iglesias (Patricio Torres), el papá. Tiene sesenta años y acaba de jubilarse de manera anticipada. Rodolfo es del sur, de Panguipulli. Apenas conoció a su padre. Su madre era inquilina en el fundo maderero donde vivió hasta los quince años. Allí consiguió un cupo en un internado de curas en Santiago e ingresó a un liceo industrial donde se hizo técnico matricero comenzando a trabajar en la conocida siderúrgica, La Pernoteca. Todo cambió cuando sus jefes decidieron traspasar la empresa a sus hijos, que realizaron recortes de personal los que acabaron con su despido. Hace un año su esposa lo echó de la casa y desde entonces estuvo arrendando un pequeño departamento. Rodolfo tardó poco en darse cuenta que no habían ofertas para él en el mundo laboral, de modo que usó su finiquito para terminar de pagar la casa y jubilarse. Ahora, tras volver a la casa sólo para realizar las tareas del hogar, ha desarrollado un gusto por los matinales, las teleseries cebollas y los dramas sociales. Le gusta informarse con la radio y escuchar rancheras, las que lo pueden emocionar hasta las lágrimas, cosa que no necesariamente reconocería. Este hombre le otorga un inmenso valor a su familia, por lo que jamás consideraría abandonar la pelea de recuperar a su mujer. Por ahora, se conforma con cuidar de la casa y no pisar el dormitorio matrimonial, salvo para limpiarlo.

Myriam González (Katty Kowaleczko), la mamá. De cincuenta años, es una mujer independiente y trabajadora que desde hace un año se desempeña como oficinista en una caja de compensación. Myriam es la menor de cinco hermanos. Se crió con ellos y con su madre en una casa en Panguipulli. Trabajando de mesera en una fuente de soda, conoció a Rodolfo, con el que se casó y tuvo a sus dos hijos. Su cantante favorito es Luis Miguel. Le gusta la ropa de trabajo, el maquillaje, las cremas, los perfumes y los bombones. Siente una inconfesable atracción por todo lo que sea mall, multitiendas y melaninas color roble. Prefiere degustar comida sofisticada como el sushi y los tapaditos. De hecho le choca el gusto militante por las parrilladas que tiene Rodolfo. Si se trata de carretear (placer que descubrió hace poco), prefiere los tragos largos con paraguas, frutas y componentes varios. Myriam decidió separarse de Rodolfo y recomponer su vida volcándose en lo que más le gusta: su pega. Sin embargo, cuando pensaba que por fin estaba recomponiendo su vida, Rodolfo regresó a casa para cambiarlo todo.
Daniela Iglesias (Valentina Acuña), la hija melliza. Tiene veintiún años y cursa cuarto año de ingeniería electrónica. Asocial y obsesiva, debe luchar constantemente contra su femineidad y los modelos asociados a su rol de mujer que sus padres tratan de imponerle. Desde pequeña, Daniela fue la lumbrera de la familia. Aprendió a leer y a escribir antes siquiera de aprender a saltar. Nunca fue muy popular en el colegio, de hecho sus compañeros casi ignoraban su existencia. Fue puntaje nacional de Matemáticas en la PSU y entró a la Escuela de Ingeniería de la Chile. Hace un par de meses conoció a un joven de Kuala Lumpur por internet y le acaba de pedir pololeo, pero Daniela no tiene muy claro qué hacer. Es una enamorada de todo lo que tenga que ver con tecnología y electrónica. Le gusta estar al tanto de toda la contingencia tanto tecnológica como geopolítica. No concibe un desayuno si no es revisando los diarios internacionales más importantes. 

Mateo Iglesias (Diego Boggioni), el hijo mellizo. Tiene veintiún años y es estudiante de cuarto medio, curso que ha repetido tres veces. Astuto e interesado, siempre sabe cómo conseguir lo que quiere de los demás y se resiste a pensar que la vida está hecha de responsabilidades. A los siete años Mateo sufrió una enfermedad que lo tuvo en cama por meses y de la que aprendió a dejarse cuidar por los demás. Desde entonces, se las ha ingeniado para inventar fórmulas que le eviten trabajar en exceso. Como consecuencia de su espíritu aventurero y temerario padeció decenas de accidentes y con su mamá eran prácticamente clientes frecuentes en el hospital. Con las mujeres ha logrado tener algún éxito. Ha pololeado un par de veces desde cuarto básico y de alguna forma logra que todas sus ex pololas lo recuerden con cariño. Perdió la virginidad con la hermana grande de un compañero de curso, a quien le dijo que estaba en la universidad. Mateo tiene innumerables gustos: los deportes (aunque más verlos en la tele que practicarlos), los videojuegos de apuestas online, las series, salir a carretear, el hip-hop y dormir hasta las tantas. También las cosas dulces y por supuesto, el dinero en todas sus formas.

1 comentario:

  1. No entiendo una cosa. Si el programa es en vivo, ¿de qué son todas esas imágenes que mostraban en los comerciales? El de Alexis Sánchez, el de candidata a presidenta, etc.????

    ResponderEliminar