jueves, 14 de julio de 2016

Susana Hidalgo: “Es una mujer que se ha enfrentado a la vida desde la violencia”

Gentileza Canal 13.
Después de estar casi tres años alejada de las teleseries, su último personaje fue el protagónico de “Solamente Julia”, la actriz volverá al género, ahora a través de las pantallas de Canal 13. Así, en la nueva teleserie nocturna de la señal será Lisette Parra, una joven que rechazó seguir los pasos de esfuerzo de su madre para dedicarse a delinquir. Una traición de su pareja, Eric (Nicolás Poblete), la llevó a terminar recluida en la cárcel, lugar en donde se convertirá el cerebro de una fuga que la dejará libre a ella y al resto de las “Preciosas”. Hablamos con Susana Hidalgo y aquí nos cuenta de este nuevo desafío.

¿Cómo es Lisette?
La Lisette es una mujer joven, de veintidós, veintitrés años, que tuvo una vida desde chica muy difícil y dentro de un contexto social con dificultades para estudiar, para surgir. Su madre es una asesora del hogar y ella no quiso seguir ese camino como difícil para conseguir lo que quería, que es en el fondo dinero, poder. Es una mujer muy ambiciosa. Y cae en la delincuencia, se mueve en ese mundillo, y entre pandillas y pandillas conoce a Eric que también la inmiscuye en este caminito, no la obliga, pero la lleva por este camino hasta que ella roba una casa donde trabajaba su mamá y ahí la pillan.

Y llega a la cárcel.
Claro, cae en la cárcel, pero en la cárcel ella también tiene un circulo de protección. Es una mujer que no sé si es la primera vez que está ahí, que quizás ha caído varias veces. Desde chica está en la delincuencia entonces ahí empieza a manejar como un mundito adentro de la cárcel donde infunde respeto también. Pero este respeto se lo gana porque es violenta, es una mujer que se ha enfrentado a la vida desde ese lugar, desde la violencia, de que no está ni ahí con pegarle un combo a alguien si le cae mal o escuchó algún tono distinto. Es una mina como bien mochera en término canero, pero al mismo tiempo es muy sola.
Lorena (Loreto Aravena) va a sufrir por esa personalidad.
Cuando llega Lorena ella le empieza a hacer la vida un poco imposible porque está aburrida, porque no tiene a nadie más que molestar, ya se las paseó a todas. Eso hasta que Lorena la chantajea con el plan que escucha de Lisette. Porque ella es la cabecilla de esta fuga, ella tiene saldos pendientes afuera con Eric que era su novio y tiene que salir, entonces Lorena escucha esto, la chantajea y así se mete esta mujer, se meten todas las preciosas finalmente y se fugan de la cárcel.

¿Y qué pasa con ella cuando sale libre?
A diferencia de otras personas que podrían estar quizás veinte años encerradas en la cárcel y que salen y se encuentran con un Santiago de Chile distinto, con miedos, con inseguridades, con mucha angustia. Lisette sale de una a lo que iba, ella sale a saldar cuentas. Por eso digo que quizás ha estado varias veces en la cárcel porque no sale y se sorprende. No, ella sale y le da lo mismo, vuelve a robar para llegar a su destino y conseguir lo que quiere. Es una persona que es súper manipuladora. Pero también está que como se fuga con estas mujeres, las cosas afuera le empiezan a salir un poco mal, entonces tienen que estar unidas y moverse juntas para todas partes, y ahí empieza a relacionarse desde otro lugar que no es la violencia, empieza a tener un sentimiento de hermandad con estas mujeres. Lisette es una mujer muy sensible, pero ahora empieza a mostrar ese lado sensible, esta niña sola que le ha tocado una vida muy difícil. Comienza un camino súper bonito con estas preciosas.

Es primera vez que siente ese cariño.
Claro, porque la primera mirada de Lisette, es de una mina chora, pesada, que le gusta el leseo, que es buena para el bullying, para los combos y que es delincuente, pero después uno se da cuenta que es así por otras cosas. Porque está sola, no tuvo oportunidades, porque si quería un auto tenía que estudiar y tenía que trabajar y ella no quiso esa vida. ¿Por qué? porque su círculo le presento esta otra opción y ella cayó porque era chica. Pero uno no sabe qué va a pasar más adelante con Lisette, si le va a resultar, si va a estar bien, si va a estar mal, no lo sé. Lo bonito es que se empieza a mostrar este corazón que está roto como por la vida, por la sociedad, por la injusticia, a una Lisette que es más vulnerable, más bien una niña con inseguridades.

Te habíamos visto en personajes súper femeninos.
¡Súper! jajajá.

¿Cómo ha sido interpretar a esta mujer?
Un desafío. Así, un desafío. Porque es un personaje que me encanta, lo amo con todo. Es muy bonito porque yo el año pasado justamente estaba trabajando, hice un taller en la cárcel y estaba escribiendo sobre el tema, entonces estaba súper como metida, pero tenía más ganas de seguir investigando y se dio esto como ir al casting, fui al casting, me llamaron, quedé y fue como “oh, no lo puedo creer y ahora qué hago, tengo que empezar a estudiar”. Y acá con la producción y el equipo se dio que pudimos ir a la cárcel a hacer muchas entrevistas y escuchar. Nos dedicamos simplemente a escuchar testimonios de mujeres. Y es súper fuerte darse cuenta de este otro mundo. Hay otros códigos, hay otras relaciones, hay mucha hermandad entre las mujeres también, mucho cariño, son muy de piel, de hacerse cariño, de tocarse las manos, y es bien bonito. Es un desafío poder llegar también al público con, sé que es una ficción, pero construir esta ficción a través de una realidad, con respeto en el fondo, no llegar y hacer el personaje sino que investigar.

Y el tema del look, porque las otras actrices usan pelucas.
Yo me rapé jajajá. Una propuesta que se dio, al director le gustó mucho, le gustaba un poco esto.

No fue una exigencia.
O sea me mostró un referente y yo lo tomé. Probamos varias posibilidades, tuvimos varios referentes, pero al final nos quedamos con este porque se ve en la cárcel mucho, porque le da una cosa que es como una fisura del personaje, más que algo interno también lo muestra en su exterior. Quizás no la cicatriz en el ojo, un ojo más grande que el otro, o es coja, no, su cicatriz en el fondo, su quiebre con la sociedad está en raparse un lado, también porque es súper taquillera, pero por sobre todo porque demuestra una masculinidad, y me transformo, me ayuda a mi como actriz a enfrentarme desde otro lugar.
¿Y tú no tuviste problemas con raparte?
Al principio dije pucha, hace tanto tiempo que no tenía mi pelo largo, pero después dije, sabes qué, se tapa, se puede mostrar y chao, y el pelo crece, después me lo corto melena y va a crecer y se soluciona, tampoco es algo tan grave. Y ya en mi casa se acostumbraron a verme así, así que ya es aceptado por lo menos.

No habías trabajado con el resto de las actrices que protagonizan “Preciosas” ¿Cómo ha sido esta experiencia?
Nunca. Ha sido una experiencia maravillosa. Muy bonito el grupo que se armó, estoy feliz, de hecho se los he dicho en repetidas veces, así como gracias porque se armó un grupo súper homogéneo, aparte que son mamás también, han tenido guaguas hace poco entonces tenemos temas que tienen que ver con las guaguas, que el doctor, se ha armado una cosa muy divertida. Se ha dado una amistad muy bonita que se nota también al momento de trabajar porque estamos todas felices, todas como con ganas, con ánimo, con energía. Como que siempre uno arma grupos, tiene su grupito, y el elenco siempre es vamos para adelante y todo es positivo, pero acá especialmente se armó algo súper bonito y que tiene que ver también con lo femenino, como que hemos hablado que en este elenco todo es como muy femenino, y los textos son como desde la femineidad, son puros temas de mujeres en el fondo. Y es heavy como todo el mundo se ha contaminado de eso, en el buen sentido. Ha sido súper gratificante y de aprendizaje también, porque aprendo mucho de ellas, de cada una. Son actrices maravillosas que yo admiro y que rico poder trabajar y aprender con ellas, y de escucharlas también.

¿Qué te parece que la teleserie aborde esta temática?
Encuentro que es muy interesante. ¿Conoces la cárcel? ¿Has ido a la cárcel? Es bueno ir, darse una vuelta, porque hay personas que están muy solas y después te das cuenta porque caen ahí. Los escuchas, son testimonios muy fuertes y nadie las va a ver, entonces dices claro cómo fue la vida de esta mujer afuera. Tienen vidas muy difíciles, generalmente todos los relatos que escuché son de mujeres con mucho dolor. Con hijos afuera, mujeres embarazadas adentro que tienen guaguas que se las quitan, difícil también el camino que les ha tocado e injusto por el tema laboral, por el tema de quién se queda con los niños, son mujeres que generalmente ganan poco, que salen a buscar trabajo, que no lo consiguen, caen en esto, roban o trafican. Mujeres que les pega el marido o que son discriminadas en la sociedad. Entonces es bueno hablar de eso porque nos abre un poco los sentidos.

Más allá de que sea ficción igual instala un tema.
Sí, se habla del tema, de estas mujeres que están solas, también de hombres que están en la cárcel, se habla de un Chile. Entonces es bueno conocerlo un poco. Sé que esto es una ficción, pero también es en base a la realidad, al estudio que hemos hecho, y eso queremos hacerlo con mucho respeto y ojalá que la gente lo pueda recibir de buena manera, esa es la idea.

No hay comentarios:

Publicar un comentario