miércoles, 17 de agosto de 2016

Alessandra Guerzoni: “El futuro de las producciones chilenas está en la calidad y no en la repetición de fórmulas”

Gentileza Canal 13.
La actriz italiana reconocida por sus personajes en teleseries como “La Fiera”, “Romané”, “Pampa Ilusión” y “El Circo de las Montini” volvió a las pantallas, esta vez como parte de Canal 13, donde participa de “Preciosas”. En la nocturna interpreta a Victoria Walker, la eficiente asesora de Arturo (Cristián Campos). Sin embargo, esta mujer es más que una leal colaboradora, ambos mantienen una relación amorosa que ella quisiera consolidar a toda costa. El retorno de Vicente (Eusebio Arenas), el hijo menor del empresario, pondrá en peligro sus planes. Hablamos con ella y aquí nos cuenta más de esta nueva teleserie.

¿Quién es Victoria Walker?
Soy la mano derecha de Cristián Campos que interpreta a Arturo, que es un empresario que empezó muy de abajo, pero hizo mucha fortuna. Soy su gran colaboradora, soy la relacionadora pública de la fundación Márquez, y al mismo tiempo estoy perdidamente enamorada de él, llevamos una relación bastante oculta desde hace como quince años, algo que obviamente a ella la tiene muy triste, muy frustrada. Y bueno, esa situación, ese equilibrio precario termina por quebrarse con la llegada de Vicente, que es el hijo de Arturo que estaba viviendo con la madre en Londres y que de repente, de la nada, sin avisar, llega. Y llega bien rebelde, bien adolescente, a buscar la verdad, y obviamente esa es como una bomba en este equilibrio que está muy precario, y por el otro lado está la fuga que también complica mucho a la familia porque es todo muy cercano, era una empleada de la fundación Márquez. Hay varias historias que no quiero adelantar, pero obviamente por primera vez esta mujer, aparentemente fuerte, empoderada, en control de la situación, que ha sabido lavar los paños sucios durante décadas se encuentra un poco en un jaque mate.

¿Y cómo es la relación con Lorena (Loreto Aravena)?
Lorena trabajaba en la fundación por lo tanto soy como la jefa máxima de ella digamos. No quiero adelantar la historia porque tiene mucho de thriller, mucho de suspenso, hay un enigma por solucionar, además de romance que es propio del género. Pero sí, Lorena desestabiliza ese orden que mi personaje, que Victoria, pensaba tener bajo control. Y por lo tanto, independientemente de que el choque sea presencial, es un choque entre titanes.

Estos últimos años te hemos visto hacer varias participaciones especiales ¿Cómo ha sido volver a un proyecto estable?
Sí, picoteando jajajá. Tuve un personaje muy importante en “La Doña”, que es un personaje que yo quise muchísimo, que era Elena. Pero claro, de vuelta digamos a una situación donde empiezo con un proyecto desde la prehistoria sí, y me tiene muy feliz, muy emocionada. Es un grupo humano espléndido delante y detrás de cámaras, hace mucho tiempo que nos veníamos persiguiendo con Herval (Abreu) y finalmente cuajó todo, y cuajó en un proyecto que tiene esa calidad que se hace muy gráfica en las imágenes, pero también hay una calidad humana que diría yo, de cariño, de entrega, de pasión, de creer y dar un salto grande que se trasluce en la cámara, se trasluce en la imagen.

¿Y qué te ha parecido trabajar con este equipo?
Con Cristián Campos me había tocado trabajar una única vez, yo le digo que de alguna forma fue el que me bautizo en el ámbito televisivo porque yo estando todavía en la academia me dirigió en un teatro del humor, pero desde esa prehistoria nunca me había tocado trabajar con él más allá de esa experiencia que fue muy bonita, pero como puntual. El teatro del humor se hacía en una semana y se grababa. Con la única persona con la cual había trabajado antes era Eyal Meyer, que es colega mío en una obra de teatro que yo produzco, y me había tocado un par de veces con Pablo Macaya, siempre en teatro y cuando hice un videoclip para Los Tres, ahí conocí a Pablo Macaya. Pero al grueso del elenco no lo conocía personalmente, era un elenco que yo admiraba desde lejos y por lo tanto ha sido también un gran enriquecimiento. Lo curioso es que es como si nos hubiésemos conocido y trabajado desde siempre. Es un excelente grupo y en eso colabora mucho también el equipo detrás de cámara, desde los guionistas, la niña de vestuario, maquillaje, producción. Nos sentimos de verdad muy acompañados, muy apoyados.

¿Por qué el público debería ver “Preciosas”?
Porque es una historia que sin traicionar el género teleserie es muy novedosa desde cómo está escrita, mucho antes que nosotros intervengamos. Es muy entretenida, tiene mucho género que se cruza, está el clásico de romance de teleserie, pero hay una historia policiaca, hay suspenso, hay una intriga, hay golpe de escena a cada rato, cada capítulo termina con un golpe de escena. Y a nosotros nos pasa lo mismo, uno dice, ya la cosa va para allá y de repente en la mitad de capítulo te percatas que va por cualquier otro, entonces es muy entretenida en el sentido de que te agarra y no te suelta. Tiene una confección de imágenes de primera, se están inaugurando unas cámaras, la famosa Blackmagic, que es como de cine, y eso también determinó nuestra forma de trabajar y de actuar porque es mucho más cinematográfico, no se pueden hacer los zoom por lo tanto estamos trabajando desde un estilo de actuación que declaradamente es más cinematográfico. Lo van a pasar muy bien, se van a enamorar, se van a emocionar, independientemente de que la anécdota de una fuga de una cárcel obviamente no nos representa a todos, pero los conflictos humanos, lo que le pasa a ese ser humano en un momento o en el otro nos va a tocar el corazón a todos, y uno termina empatizando porque termina identificándose con esos conflictos que son humanos antes de ser biográficos.

A propósito de que durante este último tiempo TVN ha repetido “Romané” y “La Fiera” ¿Cómo recuerdas esa época?
He sido muy afortunada, me ha tocado vivir la época de oro de las grandes producciones, con grandes elencos, con viajes. La gente todavía me dice gordita cachipurri, el celulítico. La Vinka, la Vinka fue muy amada. Fueron trabajos que claro estaban confeccionados con mucho tiempo de anticipación, con mucha dedicación, todas historias inspiradas de una u otra forma en grandes obras de teatro universales, desde Shakespeare. Con una triada a la cabeza que era (Vicente) Sabatini, (Víctor) Carrasco y (Pablo) Ávila que era maravillosa. Era otra época, pero son producciones que evidentemente por ese nivel de inversión pasan la década y siguen marcando rating, y siguen entusiasmando al público. Entonces de alguna forma creo que desde esa experiencia y desde esta hago una invitación a los canales, de verdad, en creer y en invertir en el tremendo talento que hay en Chile a todo nivel. Está el talento, están las capacidades, hay que confiar, hay que darle el tiempo a las áreas dramáticas para que se puedan posicionar y recuperar al público, un público que en esa época estaba acostumbrado a ese nivel de calidad y quince años después le sigue dando rating a las doce de la tarde, por lo tanto si uno lo piensa desde el punto de vista económico, la tremenda inversión, que quince años después todavía te está rindiendo.
Es una invitación a sacarle el pedal a esa única medición, que por lo demás yo creo que hoy representa de verdad muy poco porque el público, parto por mí, o sea mencionando uno de los últimos productos que está al aire, que es precioso, que es “Bala Loca”, yo no la aguanto con cortes comerciales por lo tanto la espero en internet y el people meter no está midiendo una cantidad de público que accede a los productos de calidad desde otro lugar. Por lo tanto, creo que es súper importante darle un poco de aire a las áreas dramáticas, creer en los productos de calidad. Además empezar a producir pensando también en los públicos más allá de la cordillera. Creo que el futuro de cualquier producción en Chile está en la calidad y no en la repetición de las fórmulas, porque más temprano que tarde la fórmula se agota, entonces hasta que te dure la fórmula, no. Y además para que desperdiciar si es un país que está teniendo un talento a nivel audiovisual que está ganando los mejores premios cinematográficos de todo el mundo, quiere decir que la lleva, entonces trabajar por debajo del nivel y del talento que hay en Chile me parece un desperdicio. De verdad, y agradeciendo a Canal 13 por esta oportunidad, hago una invitación a que esto sea tan sólo la primera semilla de un largo trabajo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario