domingo, 12 de marzo de 2017

Paola Volpato: “Un canal que quiere seguir con éxitos no puede quedarse encerrado en repetir una fórmula”

Gentileza Mega.
Tras protagonizar “Pituca sin Lucas” y “Pobre Gallo”, la actriz de Mega regresó al horario nocturno con “Perdona Nuestros Pecados”. En la historia ambientada en la década de los cincuenta, Paola interpreta a la aristocrática Ángela Bulnes, una mujer a la que no le interesa el qué dirán. Se casó con Lamberto (Andrés Velasco) en un matrimonio arreglado, lo que le permitió formar una familia, sin embargo su gran amor es Armando (Álvaro Rudolphy), su amante desde hace años. Aquí nos entrega detalles de la que es su primera teleserie de época.

¿Qué nos puedes contar de esta nueva nocturna?
La teleserie se trata de las relaciones hipócritas de la época, el doble estándar, lo importante que era la apariencia, la religiosidad, el ser una mujer casada por la iglesia que no podía separarse porque inmediatamente era excomulgada, hay una serie de estructuras morales que existían que nosotros nos hemos liberado, pero en esa época eran súper rígidas y había un castigo social muy fuerte por lo tanto esta gente vive en esta cárcel moral que es este pueblo en donde todos tienen una doble vida, todos mienten, las relaciones no son limpias y quizás, claro lo más bonito es este amor inmaculado, que después ya no es tan inmaculado, que siente la Elsa (Mariana Di Girólamo) por el huacho Corcuera (Etienne Bobenrieth).

¿Y de Ángela Bulnes, tu personaje?
Mi personaje es una mujer que lo pasa pésimo en la vida. Es una mujer que se casó con un hombre que no estaba enamorado de ella, que está enamorado de la empleada de la casa y que le escondió un secreto que ella siempre supo. Ella crio a sus hijos siempre manteniendo la apariencia y luego ya se enamora del marido de su mejor amiga que es Álvaro, que lamentablemente también es un hombre que no siente amor por nadie, se mira el ombligo todo el día, es un tipo con muchos problemas. Ella está profundamente enamorada de él, entonces trata de alguna forma ser importante para él, pero no la toma en cuenta. Va a hacer muchas cosas que van a transgredirla en su línea moral, lo va a pasar pésimo. Es una mujer además víctima en el sentido que es una mujer enferma porque es alcohólica y a pesar de que su marido no la ama y tienen como un acuerdo tácito de un matrimonio medio abierto, él en el momento que se sienta traicionado va a tomar las riendas del asunto y va a decidir dominar a su mujer y violentarla porque él es el hombre. Hay mucho de eso en la teleserie, que me parece que es muy interesante de encarnar, estos personajes que no son blancos o negros, que no es la mala porque es la adultera sino que son personajes que sufren por la hipocresía de la época, por esta cárcel en la que yo siento que viven.

¿Cómo es la relación de ella con sus hijos?
Son dos hijos que ella tampoco ha sabido encausar. Siente que está quedando sola, son hijos que ya se casan y la van a dejar sola en este infierno. Una hija bastante parecida a ella en el sentido de guardar las apariencias, que ella nota que es una chica un poco inestable, que se está casando para escapar de la casa y que tiene muchos secretos también. Ella repite la historia y la repite mal, o sea va a ser otra mujer que sufra y que sea castigada por la sociedad. Y un hijo que también es un médico, que tiene una mentalidad científica bastante más abierta que la época, pero lamentablemente se enamora de una mujer que es la hija de mi amante, que es una mujer muy rígida, muy estructurada, muy dura. Yo siento que no ama a mi hijo y evidentemente ella tiene también un por qué, ella tiene un gran secreto, esconde una gran herida que se va a ir develando a través de los capítulos.

Llevas más de veinte teleseries, sin embargo es la primera vez que trabajas en una de época ¿Qué te parecido esta experiencia?
¡Es la primera, estoy feliz!. Es precioso, pero es bien difícil porque tiene que ver con que la naturalidad que uno ha adquirido con los años en las teleseries contemporáneas hacen que uno pueda en ciertos momentos cambiar ciertas palabras y aquí ha sucedido que hay una serie de normas morales o de protocolo que uno no conoce, entonces a veces que hay que repetir porque uno dijo una palabra que no utilizaban en esa época, los mismos garabatos, la cotidianeidad uno no la tiene, entonces uno tiende a sobreactuar una situación que no es así porque en la época era una época nomás, no era sobreactuado, entonces ahí ha sido difícil por lo menos para mí el ir encontrando el tono justo para que sea natural y sea de época, pero no se vea falso.

¿Y cómo se prepararon para enfrentar la época?
Aprendimos baile, historia y ahora estamos tratando de conseguir personas que nos orienten con respecto a ciertas cosas que han surgido en la grabación que tienen que ver como con el protocolo, que uno tiene ciertas ideas por las películas que ha visto, hemos visto harta película de los años cincuenta, actuales y de esos años, pero quedan ciertas lagunitas que hay que ir rellenando. También está el tema de los autos que tienen unas direcciones imposibles, uno tiene que traer casi una grúa para moverlos jajajá. Tengo que manejar un auto, un Studebaker que es bellísimo pero tiene una dirección imposible. Es un trabajo largo y estamos empezando, o sea no ha sido tan rápido como cuando uno empieza una teleserie normal, que uno dice vamos y empezamos a grabar y sacamos las escenas, aquí hay miles de detalles que cuidar.

También eres fanática de la moda ¿Cómo ha sido revivir los cincuenta?
Me encanta, creo que la mujer en los cincuenta, bueno evidentemente después de la guerra hay como una explosión de creatividad, de color, la mujer es absolutamente feminizada con cinturas muy estrechas, llena de accesorios. Creo que la época de los cincuenta además de los grandes diseñadores como Dior, empezó a poner la figura de la mujer como súper importante. Tiene que ver con la mujer que es muy linda, muy preciosa, pero muy de adorno. Eso me gusta mucho y hemos trabajado muy cercanamente a la Antonieta (Moles) que creo ha hecho un trabajo impecable. Además yo tengo algunas cosas que eran de mi abuela y que las he ido incorporando al vestuario como algunos vestidos, algunas enaguas, entonces hay una cosa como bien emocional ahí. Estoy muy contenta, de verdad creo que la Antonieta y el equipo de vestuario se la han jugado, encontrándonos las carteritas, han ido al Biobío a buscar las joyas de época. No es fácil, en este país no es fácil.

Después de dos vespertinas en Mega vuelves a las nocturnas en un thriller de Pablo Illanes.
Sí, me gusta mucho. Me gusta mucho trabajar con Pablo, creo que es un enfermo, en el buen sentido de la palabra, tiene una mente creativa alimentada por su pasión por la filmografía y por los giallo italianos, y la Josefina Fernández también tiene una forma de escribir que a mí me atrae muchísimo. Tenemos bastante cercanía, no como para ir diciéndole oye agrégame esto a mi personaje, pero si para tener un dialogo fluido, tengo plena confianza en eso. Creo que la historia está muy entretenida, creo que la gente va a enganchar con eso, sobre todo por la forma que tienen ellos de escribir en que hacen que el espectador sea cómplice de lo que está sucediendo y saben más que los propios personajes, eso funciona muy bien y creo que la gente lo va a recibir bien, tengo esa sensación.

A diferencia de “Alguien Te Mira” y “Dónde Está Elisa?” acá no hay que descubrir al asesino. En este caso sería el responsable de la muerte de la hermana del personaje de Mario Horton.
Esa es una víctima de Quiroga, la gente lo va a saber inmediatamente, sabe que Quiroga es el culpable. Esta teleserie tiene que ver con la oscuridad de las vidas de todos estos personajes. Además la historia no empieza en 1953, la primera escena son varios años después entonces nosotros vamos a contar esa historia de atrás para adelante y hay muchas cosas que contar.

El área dramática de Mega se ha caracterizado por hacer comedias ¿Qué te parece que den este giro con un drama de época?
Me parece que es el momento. Mega está en un muy buen pie, estamos consolidando los tres horarios y hay que atreverse. Pienso yo que un canal que quiere seguir con éxitos, captando audiencia, no puede quedarse encerrado en repetir una fórmula, siento que hay que buscar y así como por ejemplo a las tres de la tarde con “Amanda” se están sorprendiendo de que un thriller funcione de esa forma y como con “Sres. Papis” que es una nocturna absolutamente como liviana, pero muy actual y que tiene que ver con la cosa social y con las relaciones padre e hijo que tampoco se había dado, o sea las nocturnas eran como más hot. Creo que es importante ir cubriendo nichos.

De hecho se habla de un horario de trasnoche.
Ojalá.

También de una alianza con la brasileña Globo.
Ojalá, imagínate.

¿Te gustaría trabajar con ellos?
Me encantaría. Creo que son unos master que tienen años de experiencia y una estructura enorme. Y ni siquiera sueño con hacer algo con ellos sino que sería maravilloso por ejemplo que a lo mejor un grupo de nosotros viajara a Brasil a ver cómo trabajan y poder aportar desde ahí.
Es importante que las áreas dramáticas se fortalezcan, está comprobado que a los chilenos les gusta ver ficción nacional. Mega está con seis producciones y esperamos que TVN siga produciendo cosas, que el 13 también, y que haya competencia nos hace bien a todos, somos una pequeña familia y los telespectadores son los que la agradecen finalmente.

1 comentario: