jueves, 28 de septiembre de 2017

Néstor Cantillana: “Es una teleserie jugada, hecha sin miedo”

Gentileza TVN.
A pesar que durante los últimos años lo hemos visto en las series “Los Archivos del Cardenal”, “Diario Secreto de una Profesional”, “La Canción de tu Vida” y “62, Historia de un Mundial”, fue el 2008 cuando el actor estuvo por última vez en el área dramática de TVN. Eso hasta ahora, que regresó a las teleseries de la señal como uno de los villanos de “Wena Profe”. En la vespertina interpreta al perfeccionista y riguroso Rodrigo Sarmiento, el profesor de física y jefe de la unidad técnico pedagógica del Bristol School, aunque en realidad sueña con ser el director del colegio. Hablamos con él y aquí nos cuenta más de este nuevo desafío.

Cuéntame de tu personaje.
Mi personaje es Rodrigo Sarmiento, el Chancho Sarmiento, profesor de física y jefe de la UTP, es el malo de la teleserie. Él está enamorado de Bárbara, que es la Mane, como que algo hubo entre ellos, entonces es un tipo que está constantemente insistiendo y quiere concretar algo, formalizar algo. Es un tipo muy formal, muy de la vieja escuela, muy estricto como profesor y todo, y que va avanzando en eso hasta que llega este profesor de música loco, buena onda y que le desarma todo lo que él había construido con tanto esmero durante mucho tiempo. Y ahí se forma el triángulo. El tipo hace lo posible por sacarlo del colegio, trata de desacreditarlo, trata de bajarlo y ya después en mala hace cosas medias de gánster, está dispuesto a todo con tal de alejarlo de Bárbara.

¿Es un villano en tono de comedia?
No, él no tiene humor, no es un villano cómico. Hay situaciones en las que está envuelto que son cómicas, pero el hueón se las banca y no tiene sentido del humor. Sería otra persona si se cagara de la risa cuando lo molestan y todo, pero no, él es muy serio, muy cuadrado.

¿Y cómo es la relación de Sarmiento con los alumnos?
Lo odian, los raja todo el tiempo, hace pruebas sorpresa, es como de esos típicos profesores que tú dices no lo puedo creer. Pero al mismo tiempo no es que joda por joder si no que tiene un punto siempre, él quiere que los cabros suban sus notas, no pretende ser buena onda ni simpático pero quiere que estudien, quiere que no pierdan el tiempo. De repente un cabro se saca un cuadro y dos y hace así como que celebra, y él lo humilla. Onda, como vas a celebrar por un cuatro dos, crees que con esa nota vas a llegar a alguna parte. Es un tipo que tiene cero manejo emocional. No es un profesor amoroso, pero tiene ese punto. La vida es dura, la vida es heavy y eso es lo que él quiere que entiendan.

La historia también tiene la música en un rol protagónico.
Y es muy lindo porque en el fondo la música habla de libertad, el arte es libertad y la juventud tiene que ver con eso. Ser joven tiene que ver con no pedir cosas que estén en la medida de lo posible sino con exigir lo imposible, con ser atrevidos. Este grupo está bueno porque la historia y los conceptos que están en la teleserie son buenos. La libertad versus la rigidez, el arte versus el éxito, lo irracional versus lo estructurado, entonces creo que va a funcionar bien, le tengo harta fe.

¿Qué te ha parecido trabajar con este grupo de jóvenes?
Entretenido. Son cabros muy buenos, son estudiantes de teatro, salidos de buenas escuelas, son súper prendidos. Y es chistoso porque Alonso hacia clases, yo también he hecho clases, no a ellos, pero a otros alumnos cercanos a ellos, nos han visto en las obras que hemos actuado, que hemos dirigido, entonces para ellos es estar actuando como con sus profesores de actuación. Es un grupo muy entretenido y además lo bueno es que existe ese mundo, y también está la Delfina, el Pato Achurra, la Anita Reeves, entonces esta teleserie vuelve a abrir el abanico y creo que eso habla muy bien de este canal, que a pesar de la crisis económica, en vez de estar mirando para el lado, viendo que está haciendo el otro, se va con todo. Es una teleserie jugada, hecha sin miedo.

De hecho, también hay una apuesta en el equipo a cargo de la teleserie. Hay directores y productores nuevos.
A estas alturas tengo cuarenta y dos años, y los directores, productores, son todos más jóvenes que yo, entonces es súper interesante tener otra mirada. También hay una directora mujer que es fantástico, es súper bueno. La Francisca es seca, es maravillosa. Y creo que deberían haber más porque tienen una sensibilidad y una visión que muchas veces nos falta a nosotros los hombres. Es un aporte de todas maneras.

Estuviste casi diez años fuera del canal, ¿cómo ha sido el regreso?
Estoy súper contento con el regreso a TVN, de encontrarme con actores y amigos que no veía hace muchos años y de volver a la televisión pública. TVN no puede morir porque es el canal de todos los chilenos, es así. Me siento muy contento de participar en un proyecto que quiere y que va a ser dentro de su área que este canal vuelva a salir a flote.

No hay comentarios:

Publicar un comentario