miércoles, 11 de octubre de 2017

Muerte de personaje de Katyna Huberman remece “Perdona Nuestros Pecados”

Reproducción Mega.
Elvira, recién casada con Ernesto (César Caillet), se convirtió en la nueva víctima de Armando (Álvaro Rudolphy). Este hecho marcó el capítulo de este martes, el ciento veinte tres de la exitosa teleserie de Mega, en el que también destacó la revelación de Clemencia (Consuelo Holzapfel), quien le confesó a Camilo (Etienne Bobenrieth) que su hija está viva.

En medio de su fiesta de matrimonio, Elvira (Katyna Huberman) recibió una amenazante llamada de su cuñado, quien la citó a la viña Don Baldomero para continuar insistiéndole en la idea de que ella le ceda los Almacenes Quiroga a cambio que él le entregue los títulos de propiedad del viñedo que en algún momento pertenecieron al padre de las hermanas Undurraga pero que este se vio en la obligación de vender.

Hastiada de la situación, nuevamente rechazó la oferta y volvió a enrostrarle a Armando su pasado lleno de miserias y también le advirtió que su madre y hermanos, los que viven debajo de un puente, en cualquier momento podrían aparecer en Villa Ruiseñor. Esto desató la ira de Quiroga, quien golpeó a Estela dejándola en el suelo para luego comenzar a ahorcarla. Debido a la delicada salud de Armando, la mujer logró escapar hasta una bodega, a donde también llegó Quiroga, quien esta vez la amenazó con un revólver. Nuevamente el corazón le jugó una mala pasada, por lo que ella aprovechó el momento para quitarle el arma, sin embargo esta no estaba cargada y él terminó matándola con una picota. Tras quitarle la vida, posteriormente tiró su cuerpo a un pozo.

Mientras eso ocurría a las afueras del pueblo, en el fundo Santa Ramona una moribunda Clemencia (Consuelo Holzapfel) intentaba buscar el perdón de todos los que ha dañado ya que sabe que pronto se reunirá con sus muertos y no quiere ir a parar al infierno. Así, luego de Nora (Lorena Capetillo) y Manuel (Víctor Montero), llegó el turno de Camilo (Etienne Bobenrieth). Pese a que en un principio él estaba extrañado de que le pidiera perdón, se mantuvo a su lado escuchándola. Por lo mismo, cuando la mujer habló de su hija, la cara de Montero cambió de inmediato. Clemencia decidió no seguir ocultando el gran secreto de los Quiroga y le reveló que la hija que él tuvo con María Elsa está viva.

2 comentarios: