sábado, 9 de junio de 2018

A quince años del estreno de “16”

Gentileza TVN.
El lunes 9 de junio del 2003 debutó la teleserie joven de TVN. La producción que significó que por primera vez el área dramática de la señal pública grabara tres teleseries en un año también fue la que inauguró un nuevo horario, esta vez dedicada a abordar temáticas adolescentes. Tras los exitosos resultados de la historia original del guionista Marcelo Leonart, la estación decidió hacer una segunda temporada, titulada “17” y que se estrenó en enero del 2005.

“16” tuvo a Marcelo Leonart, Hugo Morales, Nona Fernández y Ximena Carrera en los guiones, a Víctor Huerta y Germán Barriga en la dirección, a Pablo Ávila en la producción ejecutiva y a Daniela Demicheli en la producción. En cuanto al elenco, este fue encabezado por Cristián Arriagada, Francisca Lewin, Cristián Riquelme, Juan Falcón, Alejandra Fosalba, Fernanda Urrejola, Juan José Gurruchaga, Willy Semler, Consuelo Holzapfel, Paola Giannini, Mauricio Inzunza, Luz Valdivieso, Matías Oviedo, Patricio Achurra, Lorene Prieto, Hugo Medina, Isabel Ruiz, Antonella Orsini, Francisca Tapia, Mario Gatica, Liliana García, Patricio Strahovsky, Loreto Valenzuela y Maité Fernández.



La historia
Tras las intensas vacaciones de verano, un nuevo año escolar comienza en el colegio Antumapu. Es el momento del reencuentro entre los compañeros, los profesores y la vida escolar. También es el momento de conocer a los alumnos y docentes recién llegados.

Magdalena se siente sola, pero está feliz de que su prima Matilde, junto a sus inseparables amigas Alejandra y Canela, luego de la quiebra de su antiguo y liberal colegio, llegue a ser su compañera de curso. Ellas se hacen llamar las brujas. Lo que ninguna espera es que este año Manuel, el estricto director del colegio y padre de Magdalena, ha establecido una serie de nuevas reglas para evitar lo que él considera como conductas indecorosas: dividir los patios y comedores según el sexo de los alumnos.

Magdalena y sus amigas encabezarán la lucha contra las medidas de director, las que consideran arbitrarias y que vulneran sus espacios de libertad. Pero este no será el único conflicto que enfrentará. A pesar de estar de novia con Joaquín, el presidente del centro de alumnos y estrecho colaborador de la dirección, se enamora de Nacho, un joven becado e hijo del auxiliar del colegio. Esto le acarrea problemas a Magdalena con su padre, quien se opone a esta relación. Pero el amor de la joven no sabe diferencias sociales ni de límites.

Los personajes
Ignacio Vargas (Cristián Arriagada) se ha caracterizado por ser un excelente alumno. Líder en su antiguo colegio. La situación cambia radicalmente para él al integrarse al Antumapu como alumno becado. Rodeado de compañeros y compañeras de un nivel social superior, buscará la manera de integrarse, pero no siempre le resultará fácil. De entre todos los apoyos que recibirá, el más crucial será el de Magdalena, de la cual, desde un principio, se sentirá enormemente atraído. Y es esta atracción, y el amor adolescente que surgirá entre ambos, lo que lo llevará a ser fuerte ante los ataques y las discriminaciones a las que se verá enfrentado a lo largo de este conflictivo primer año en su nuevo colegio. Nacho sabe que no puede defraudar a su padre, que lo único que quiere es verlo salir con su diploma bajo el brazo.
Magdalena Arias (Francisca Lewin), una adolescente que parece tenerlo todo en la vida. Hija del director del colegio Antumapu, atractiva y sociable, pololea desde hace más de un año con Joaquín. Su vida, sin embargo, está fuertemente marcada por el carácter autoritario de su padre, al que pese a todo adora, y por las ausencias de su madre Oriana, quien vive viajando al extranjero por largas temporadas, dando charlas sobre educación. Pese a todo, la vida de Magdalena es apacible, hasta que conoce a Nacho. El amor que surge entre los dos quiebra de algún modo el mundo cerrado en el que ha crecido y le plantea la posibilidad de crear un mundo propio, donde ella tome sus decisiones.
Joaquín Ortúzar (Cristián Riquelme), alumno de cuarto medio y presidente del centro de alumnos, es el novio de Magdalena hace más de un año. Llegó al Antumapu a terminar su educación media, proveniente de un colegio más acomodado, luego de una gran crisis económica que abatió a su familia. Al comienzo le costó acostumbrarse, pero rápidamente se integró tan bien que se ha transformado en la mano derecha de Manuel dentro del alumnado. Simpatiza con los valores de su suegro y defiende todas las medidas que él toma con respecto a la disciplina del colegio. Es también tan arribista y prejuicioso como él. Por esto es que la presencia de Nacho le parece de pésimo gusto. Nunca se imaginará que será el hijo del portero el que le robará el amor de su novia. Joaquín, además, mantiene una difícil relación con su padre quien ha asumido sin culpas la cesantía y la completa bancarrota de su antes pudiente familia. Joaquín, que jamás ha aceptado el drástico cambio de nivel socioeconómico, no soportará las salidas de madre de su progenitor, del cual se irá distanciando, hasta llegar a sentir desprecio por él.
Matilde Arias (Fernanda Urrejola). Parecida a su madre en muchos aspectos, es despelotada y distraída, por lo que vive discutiendo con su ordenado hermano mellizo Pablo. Ambos son dos caras de la misma moneda, pero caras opuestas que cuesta reconciliar. Ella es relajada, buena amiga de su madre Consuelo, con la que comparten secretos, conversaciones y hasta ropas. Parece no tener problemas con la ausencia de su padre y le parece muy admirable que Consuelo haya salido adelante sola con ella y su hermano. Desde niña ha sentido la necesidad de expresarse. Fiel retrato de su madre en su rebeldía, no tiene intenciones académicas y lo único que desea hacer en la vida es pintar. En muchos aspectos, puede ser considerada una muchacha liberal, pero ahí donde en Consuelo se asoma la rebeldía y la trasgresión, en Matilde, gracias a la educación de su madre, sólo se muestra la más completa naturalidad. Incluso más de alguno o alguna se sentirá intimidado cuando, con una frialdad impresionante y yendo directamente al grano, ella les pida posar desnudos para su próxima tela. En el Antumapu conocerá a Darío.
Darío Carmona (Juan José Gurruchaga) vive prácticamente solo. Sus padres siempre están trabajando fuera de la ciudad y él es cuidado por su nana. Darío se aprovecha de esto para hacer lo que se le antoja. Amante del riesgo y el peligro, vive la vida con intensidad. Es rudo y muy alocado, pero también inevitablemente simpático. Es el que se atreve a hacer lo que los demás no se atreverían, lo que lo lleva a meterse siempre en problemas. Es el típico payaso del curso. El rey del atraso, de los justificativos falsos y el desorden personificado. Darío ha estado eternamente condicional en conducta. En cuanto a rendimiento, hace lo mínimamente necesario para pasar de curso. El seguir una carrera profesional no entra en sus planes, al menos no por el momento. De alguna manera, nada le ha costado en la vida, ya que proviene de una familia acomodada que le da todo lo que quiere en cuanto a lo material. Por ello, hará muy buenas migas con Nacho, que es todo lo contrario. Utiliza la risa, la frivolidad y el desorden como una defensa psicológica. Le fascina cuartear a sus compañeras durante las clases y sorprender especialmente a Estrella con comentarios picantes según ella.
Ariela Ortúzar (Paola Giannini). Hermana de Joaquín y alumna del Antumapu hace un par de años. Antes estudiaba en un colegio más exclusivo, pero debido a problemas económicos tuvo que dejarlo. Obtiene las mejores notas, trata de verse bien físicamente. Es perfecta por donde se la mire, pero se autoexige demasiado y eso no le hace bien. Es tremendamente competitiva y si las cosas no salen como ella desea se desespera. No le gusta demostrar sus sentimientos, ya que de alguna manera lo ve como un signo de debilidad. En ese sentido, es muy hábil engañando a los demás en relación a qué es lo que le pasa realmente. En todo momento trata de proyectar la imagen que todo está bien y estable.
Álvaro Munizaga (Mauricio Inzunza) proviene de una familia bien constituida. Es el mayor de tres hermanos. Es un buen alumno sin ser el mateo del curso. Es bueno para los deportes también. Quizás por el hecho de ser el mayor de sus hermanos, es bastante maduro para su edad y en relación a sus demás compañeros. Seguro de sí mismo, uno de los rasgos más sobresalientes de Álvaro, es su sólida formación moral y un alto sentido de justicia. Se lleva bien con Joaquín, su cuñado, ya que se identifica con el aspecto de líder de este. Hasta ahora, ha enganchado perfectamente con Ariela ya que, de alguna manera, él ha visto que pese a la impresión de autosuficiencia de ella, igual necesita mucho de él, de la protección que puede entregarle. Sin embargo, al conocer a Canela se siente atraído por su manera de ser, original y honesta.
Alejandra Moretti (Luz Valdivieso) es carismática, impulsiva e intensa. Junto a sus amigas, Matilde, Canela y Magdalena forman una cofradía imposible de quebrantar. Su sangre italiana la hace ser temeraria y no tiene problemas a la hora de enfrentarse a sus profesores o con el mismo Manuel si es necesario. Para ella no hay medias tintas. Sus sentimientos los vive al máximo, sobre todo en el amor donde no tiene límites. Es por esto que al llegar al Antumapu se fija en su atractivo profesor jefe y entrenador del equipo de voleibol, Román. Convencida de que a su edad es capaz de tener una relación adulta, utilizará todas sus armas para lograr que él se fije en ella como mujer. Lo que no sabe es que él tuvo un romance con Ester, su madre. Este hecho las llevará a enfrentarse luego de comprobar que ambas están interesadas en el mismo hombre.
Pablo Arias (Matías Oviedo). El otro hijo de Consuelo ha vivido preguntándose quién es su padre. Muchacho instruido, culto, muy formal, pero tenso en las relaciones interpersonales, ha vivido plenamente la era informática. Él y su potente computador personal son uno sólo, y maneja una cantidad de datos a veces tan impresionantes como inútiles. Incómodo con la vida relajada y desordenada que su madre le ha entregado, hace años le pidió que lo matriculara en el Antumapu. Allí se siente a gusto estando cerca de su tío Manuel, quién ha sido su único referente paterno. Siente por él un cariño ciego y para demostrarle su lealtad se ha transformado en su informante. Amigo de la tecnología, no escatima en métodos para conseguir todo tipo de información para su tío. Manuel se da cuenta del especial afecto que su sobrino siente por él y lo retribuye de la mejor manera posible.
Canela Talavera (Isabel Ruiz) usa mechones de pelo de colores más que como un signo de protesta, como un signo de originalidad, se sale del patrón de la adolescente normal y lo sabe. Ella es directa, asertiva, relajada, alegre. Para ella el colegio, más que un lugar de estudios, es un lugar de reunión, le gusta estar rodeada de gente. Hija única de padres ex hippies y artesa siempre ha recibido una educación más bien liberal. Por lo tanto, las restricciones impuestas en el Antumapu, no son para nada de su agrado. Al poco tiempo de su llegada se fija en Álvaro y no puede evitar sentirse fuertemente atraída por él, al punto que a la semana de empezadas las clases se le declara abiertamente, porque así lo siente. Los dos jóvenes se involucrarán en una relación secreta. Por su parte, Canela, que parece ser la más avezada de las brujas en materia sexual y amorosa, es virgen y no se atreve a confesárselo a nadie.
Fabiana Tamayo (Antonella Orsini) es la única colorina auténtica que ha pisado el colegio. Es la más sexy de todo el establecimiento provocando el interés masivo de sus compañeros. La seducción es su ramo preferido, sabe cuándo cruzar las piernas en el momento oportuno, sabe qué miradas y qué tonos de voz ocupar para conseguir lo que quiere. Manipuladora y osada a la hora de relacionarse íntimamente, Fabiana tiene un gran secreto que ocultar: el año pasado, en la última fiesta realizada en el Antumapu, robó las llaves del camarín y junto a un grupo de compañeras y compañeros se encerraron en él en medio de la celebración. Sorprendidos por un escandalizado apoderado en conductas indecorosas y comprometedoras, los alumnos fueron expulsados del colegio. La única que logró salvarse de la expulsión fue Fabiana, quién azarosamente pudo esconderse y luego escapar de la situación, protegida por el silencio de sus compañeros inculpados.
Estrella Toro (Francisca Tapia) es la alumna más nerviosa de todo el Antumapu. Vive comiéndose las uñas, se pone roja cada vez que sale adelante y algunas veces pierde el conocimiento cuando los nervios la traicionan. Paranoica hasta el cansancio, siempre imagina lo peor. Siente miedo de todo y vive precaviendo situaciones peligrosas como asaltos, accidentes, o incluso la radiación de la capa de ozono. Su mente es muy poderosa y suele soñar despierta transformando la realidad. En sus sueños ella es más atrevida y audaz, y las cosas son distintas y mejores, ya que así puede evadirse de la terrible realidad que cree la persigue. Es la mejor amiga de Fabiana y es la única que sabe que ella participó en los extraños sucesos del año pasado. Guardar esta información la pone más nerviosa y esto la hace una bomba de tiempo a punto de estallar.

Manuel Arias (Willy Semler) es el estricto director del Antumapu. Casado con Oriana, ha sido madre y padre para su única hija Magdalena, a quién quiere más que a nada. Ambos tienen una relación estrecha y cariñosa. Los dos se sienten un poco huérfanos de Oriana y por esto se cuidan y protegen. Muchas veces Magdalena lo aconseja como una madre o una esposa, lo que él agradece mucho. Manuel es muy trabajólico y vive estresado. Por ello tiene problemas a la presión y toma pastillas para regularla. Gusta del buen tabaco y el buen whisky. Le gusta la música y en especial Tony Bennett, quién le trae buenos recuerdos de su esposa, a quién pese a la distancia y al deterioro de la relación, todavía ama. Manuel es organizado y su casa es una muestra de ello. Todo está impecable y muy bien ordenado, al igual supuestamente que en su vida. Es este el modelo que le ha dado a su sobrino Pablo, a quién quiere como si fuese un hijo, ya que desde muy pequeño, presentó un afecto especial por él debido a la ausencia de su padre. Manuel y su hermana son completamente opuestos por lo que siempre les ha costado relacionarse. La vida desordenada y libre de Consuelo le parece terrible y comprende a su sobrino de vivir tan incómodo en ese régimen. Pero Manuel también tiene su talón de Aquiles. Siendo un respetable hombre casado mantiene una relación secreta con Bárbara. Ella es la prueba de que el intachable y correcto Manuel no es el que parece.

Román Espoz (Juan Falcón) es un atractivo y joven profesor que toma muy en serio su rol de educador. Frente al autoritarismo que se impone en el colegio, él trata de ser un nexo entre los alumnos y la dirección. Es bueno escuchando a los jóvenes y es muy perceptivo con ellos. Sin embargo su intuición le falla con Alejandra, porque no se da cuenta de cuáles son las intenciones de la joven para con él. El gran amor de su vida fue Ester. Con ella compartió momentos inolvidables que lo llevaron a pensar en tener una relación seria. Sin embargo, el temor de ella provocó que la pareja se separara abruptamente. A partir de ese momento Román jamás volvió a sentir lo mismo por otra mujer. Al reencontrarse con Ester, el profesor se pone como objetivo reconquistarla, sin imaginar que el peor obstáculo que deberá enfrentar será el acoso constante de Alejandra, la hija de Ester.

Bárbara Torrent (Alejandra Fosalba) es la profesora de castellano del Antumapu. Ha luchado toda la vida por demostrar que una mujer hermosa y atractiva puede ser inteligente y seria. Sabe el efecto que causa su apariencia entre sus alumnos y para contrarrestarlo y ganarse el respeto de todos, se ha transformado en una profesora estricta y exigente. Los alumnos le temen, pero más de alguno suspira por ella. Hace cuatro años Bárbara comenzó a ser la amante de Manuel. Primero pensó que sería una historia sin importancia, pero con el tiempo ha descubierto que está perdidamente enamorada de él. En la ausencia de Oriana, Bárbara ha sido su pareja y compañera. Pero Bárbara es una mujer inteligente y se da cuenta de que Manuel aún está enamorado de su mujer. La sola idea de esto la deprime y la llena de celos. Ella quiere ser la única que ocupe el corazón de su hombre y luchará para conseguirlo.

Sofía Arias (Consuelo Holzapfel) es la nueva psicopedagoga del Antumapu. Tras la quiebra de su antiguo y liberal colegio, acepta la oferta de trabajo de su hermano, sabiendo que esto seguramente le acarreará problemas. Y es que Sofía y Manuel no pueden ser más diferentes. Ella se pregunta qué fue lo distinto que recibieron de la crianza de Estela Cánepa de Arias, su madre y como ellos también educadora. Liberal para su época, Estela fundó el colegio Antumapu para llevar a la práctica sus ideas. Pero, a la muerte de esta, Manuel, un tipo evidentemente más pragmático que la idealista Sofía, tomó el control del establecimiento, torciendo las directrices de su madre hacia un modelo educativo más convencional. Hace años, Sofía cedió a Manuel su participación en la propiedad del Amanecer. Una de las pocas decisiones sabias que pudo haber tomado su hermana, según Manuel, porque difícilmente Sofía podría haberse hecho cargo del colegio, sobre todo pensando en que ella ni siquiera es capaz de controlar su propia vida. Sofía es madre de los mellizos Pablo y Matilde a los que ha criado completamente sola. Rebelde desde joven, feminista y conflictiva incluso con su liberal madre, Sofía quedó embarazada de padre desconocido a los veintipocos años, cuando terminaba su carrera de psicopedagoga en el pedagógico de Macul. Allí, entre barricadas y protestas, a mediados de los ochenta, conoció al padre de sus hijos, cuyo nombre ella siempre ha mantenido en secreto.

Demetrio Alquinta (Patricio Achurra). Profesor de Matemáticas. Tuvo un breve, pero intenso affaire con Sofía en la época en que ambos estudiaban en el pedagógico. Luego del rompimiento, quedó desolado y partió en un viaje por toda Latinoamérica. A su vuelta y al enterarse de que Sofía había tenido mellizos, que él siempre supuso de otro hombre, se decidió a olvidarla y sólo en ese momento aceptó trabajar en el Antumapu, cuando estuvo seguro que, debido a las desavenencias entre Sofía y Manuel, ese sería el último lugar donde podría encontrarla. Transformado en un Einstein venido a menos, se ha mantenido en solitario, dedicado a sus clases y a la redacción de teorías imposibles y sin un destino claro. Es amante de la lectura y de la vida pausada. Sin embargo, la llegada de Sofía al colegio significará para él una vuelta al pasado. Y quizás, también, una nueva oportunidad para conocer los motivos que, según él piensa, tuvo la mujer para engañarlo.

Ester Costa (Lorene Prieto). Atractiva, liberal e independiente. Desde que separó de su marido ha trabajado incansablemente para darle una buena educación a su hija, con la que siempre ha mantenido una muy buena relación. A pesar de toda su experiencia, Ester rehuye a la posibilidad de enamorarse nuevamente por temor al fracaso. Hace un par de años, tuvo un intenso y apasionado romance con Román. Él estaba muy enamorado, sin embargo ella tomó la decisión de abandonarlo, sin mayores explicaciones. La situación se complica enormemente cuando descubre que su antiguo amor es hoy el profesor jefe de su hija Alejandra. A partir de este momento, Ester se verá enfrentada a una de las situaciones más complejas de su vida; evitar que su hija continúe enamorándose del profesor, y lo más importante, impedir que Alejandra la vea como su rival, al momento de enterarse que el único y verdadero amor de Román, no es otra que la propia Ester.

Ambrosio Vargas (Hugo Medina) es el auxiliar administrativo del Antumapu. Es él quien se encarga del correcto funcionamiento doméstico del establecimiento. Vive en un anexo, por lo que hace las veces de nochero del colegio. Lleva muchos años trabajando en el lugar, desde que Estela era la directora, por lo tanto también conoció a Manuel y a Consuelo desde que estos eran jóvenes estudiantes. Varguitas como lo llaman cariñosamente los alumnos, es querido pero a la vez respetado por ellos. Hace aproximadamente ocho años enviudó de su mujer, la Tuquita. Ha logrado sobrellevar esta pérdida con tranquilidad, pese a que no pasa un día sin que no la recuerde. Ha tenido que asumir el rol de padre y madre de su hijo. Su mayor anhelo en la vida es poder darle una buena educación a su hijo Nacho, por ello se siente tremendamente orgulloso cuando este es becado por Manuel para terminar sus estudios en el Antumapu, ya que esa será la llave que lleve a su hijo directamente a la universidad, y pueda estudiar para convertirse en todo un profesional. Por ello defenderá con todas sus fuerzas la estadía de su hijo, incluso al punto de tener que humillarse algunas veces.

Elías (Mario Gatica). Es un hombre sencillo, pero muy estricto a la hora de desempeñar su labor como inspector en el Antumapu. Con los alumnos mantiene una relación estrictamente profesional, aunque en el fondo siente que ellos llenan el vacío que le provoca el no haber tenido hijos, aunque no lo confiesa. Con Pablo nacerá un vínculo muy especial en donde él siempre se mostrará dispuesto a escucharlo y protegerlo. En su juventud, se sintió muy enamorado de Consuelo con quien logró tener una linda relación. Sin embargo, al poco tiempo eso terminó y ellos rara vez volvieron a encontrarse. Lo que no sabe es que ella guarda un gran secreto en relación al origen de sus mellizos. Secreto que podría tener mucho que ver con él.

Oriana de Arias (Liliana García) es la madre de Magdalena y esposa de Manuel. Por su trabajo se lo pasa viajando al extranjero dictando charlas de educación, es por ello que la relación con su hija estará marcada por la ausencia. Oriana no se da cuenta de lo mucho que ella la necesita, pero Magdalena ha sabido buscar esta carencia en su padre.

Azucena (Maité Fernández). Es la nana que está a cargo de Darío. Ella es quien lo cuida y es la encargada de llevar la casa ante la ausencia de sus padres, los que por trabajo están mucho tiempo fuera de casa.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario