lunes, 4 de marzo de 2019

Los personajes de “Amar a Morir”

Gentileza TVN.
Tras casi un año de no exhibir teleseries propias, TVN vuelve a apostar por la producción nacional con el estreno de una nueva vespertina. La historia que comienza esta tarde y que fue escrita por Jaime Morales, Bárbara Larenas, Iván Salas-Moya, Valentina Pollarolo y Francisca Andrade y dirigida por César Opazo y Francisca Bustamante aborda temáticas como el cáncer gástrico y la inclusión de la comunidad sorda con la participación del pequeño Diego Chávez.
Caco Vidal (Felipe Braun) tenía todo para ser feliz, hasta que su esposa, Blanca, fallece. Ahí cobijó su pena en el trabajo, sin pensar que con esto comenzaría un camino, al parecer, sin retorno, dejando de lado a sus hijos y sus responsabilidades de padre. Pero la vida le tiene una jugada maestra, cuando le diagnostican una enfermedad terminal que se lo llevará en unos pocos meses, es en ese momento que decide restaurar la relación con sus hijos, saldar deudas pendientes y, sobre todo, encontrarles una mamá para cuando él no esté. Así se instala con un food truck en el Cajón del Maipo, lugar donde conocerá a Pachi, con quien tendrá un mal inicio, pero de quien terminará enamorándose. Pachi se convertirá en el amor de su vida, cuando ya no le quede vida para vivirlo.
Pachi Palacios (Antonia Zegers). Si se habla de una chilena de corazón, aguerrida y aperrada, esa es Pachi. Siempre resolviendo los problemas de todos. Tiene una familia feliz, con su marido Rafa y sus dos hijos quienes son la luz de sus ojos, trabaja en el local de sus padres en el Cajón del Maipo y con el tiempo se ha transformado en la mandamás, por encima de su legendario padre. Todo iba bien en su vida, hasta que se entera que Rafa le fue infiel, es en ese momento que decide cerrarle las puertas al amor para siempre, eso hasta que sin previo aviso aparece en su puerta Caco, un cuico insoportable, según ella. El odio entre ambos se irá transformando de a poco en amor, hasta que en un punto no podrán negarlo más.
Victoria Castro (Carolina Arregui) es la madre de Pachi y Toya. Vive feliz junto a su marido, sus hijas y sus nietos. Todo iba perfecto, hasta que sin sospecharlo regresa a su vida un viejo amor, uno de esos que uno espera que nunca vuelvan, especialmente por las consecuencias que traería. Este viejo amor, no es nada más ni nada menos que Nicolás, el padre de Caco, quien llegará buscando una verdad que pondrá en jaque la vida de los Palacios y, sobre todo, la idílica relación entre Victoria y su esposo Nano.
Nicolás Vidal (Francisco Reyes) es el padre de Caco. Toda su vida la dedicó a los negocios, hasta que decidió darse un respiro, se compró una moto y se fue a viajar por el mundo. Lo que no sabía, es que a su llegada se enteraría de una devastadora noticia: su único hijo ha sido diagnosticado con un cáncer terminal. Junto a la familia de Caco se irán al Cajón del Maipo, sin sospechar que esta nueva aventura lo hará revivir un amor que intentó dejar en el olvido, pero que, claramente, no pudo. Tampoco sospechó que esto lo enfrentará nuevamente con Nano y con la excusa de reclamarle un terreno buscará recuperar el amor de Victoria. Pero su llegada abrirá una caja de pandora, revelando un secreto que podría llegar a destruir la familia de su amada.
Rafael Figueroa (Ricardo Fernández) es el marido de Pachi y padre de sus hijos. Rafa es lo que se conoce, como un fresco, un picaflor e irresponsable, excepto cuando se trata de sus hijos, ahí es capaz de recibir granadas si es necesario. Pero a la par de ser un padre excepcional, Rafa peca al momento de ser un marido fiel y es que le es muy difícil resistirse ante tanta tentación. Es así como en un desliz termina pagando caro la infidelidad, perdiendo para siempre a Pachi y peor, ante un enemigo que jamás vio venir, Caco, que llegará para quedarse en el corazón de Pachi dejando a Rafa sin pan ni pedazo.
Nano Palacios (Bastián Bodenhöfer) es el patrón, el patriarca y mandamás de la familia. Si bien en su juventud vivió una vida bohemia y de excesos, hoy en día disfruta sus días junto a su clan, su mayor tesoro en el local que ha sido fruto de su esfuerzo y constancia con Victoria y sus hijas. Pero su maravillosa vida se verá puesta en juego cuando llegue Nicolás, un viejo rival, con el que batalló hace años por el amor de Victoria. Él llegará reclamando que el terreno del local de Nano es de él, lo que podría derribar su estabilidad y peor aún dejarlo sin su único bien, el restaurante. Lo que no sabe es que le local será el problema menos doloroso que traerá su rival, ya que su llegada revelará un secreto que lo derrumbará por completo.
Susana Vasconcellos (Emilia Noguera) es la mejor amiga de la difunta esposa de Caco, aunque como dice el dicho “caras vemos, corazones no sabemos”. Y es que esta mujer, impulsada por una póstuma promesa a Blanca, desde su muerte no se ha despegado de los Vidal, según ella para no dejar sola a la familia de su amiga muerta. Sin embargo, la verdadera razón es que se enamoró de Caco, por lo mismo buscará con todas sus fuerzas que él la vea como la mejor opción para ser su futura esposa y madre de sus hijos.
Bernardo Canessa (César Sepúlveda) es la mano derecha de Caco en su empresa, es un hombre manipulador, calculador y arribista. Con el repentino cambio de vida de su jefe, se hará cargo de los negocios de Vidal, avivando así su ambición y ansias de poder. Bernardo siempre ha querido la vida de Caco, y aunque jamás lo confesaría, está enamorado de Susana, pero ella siempre le explica que su corazón es y siempre va a pertenecer a Caco, lo que ha aflorado en él un odio más que peligroso.

Toya Palacios (María José Illanes) es la hermana menor de Pachi y siempre ha vivido bajo su sombra. La energía avasalladora de su hermana la deja siempre en segundo lugar, aunque sabe que ella no lo hace con intención. A diferencia de Pachi, no tiene marido y a una corta edad se tuvo que hacer cargo sola de su hija Jacinta. Toya es impulsiva, apasionada y le cuesta contenerse, el problema es que esto la llevará a cometer su pecado más grande: enamorarse del único hombre prohibido en su vida.

Gladys Letelier (Ximena Rivas) es la ayudante y mano derecha de Pachi y Victoria en el restaurante. Sin ella el local no funcionaría como lo hace hoy, además es la gran confidente de Victoria, quien le cuenta todos sus problemas con Nano y Nicolás. Le encanta la música y es parte de la banda que armoniza el restaurante, a Gladys no se le conocen pololos, pero la sorprenderá un admirador secreto. Lo que ella no sabe es que ese hombre está más cerca que lejos y viene con un tonito fascinante, varios ajíes de gallina y suspiros limeños para conquistarla.

Marcos Oblitas (Juan Pablo Miranda) es peruano y cuidador de la casa de la familia Vidal. Se convierte en su mano derecha en el hogar y en el food truck. Él es servicial y muy sensible, por lo que siempre es el primero en quebrarse cuando la familia pasa por momentos difíciles. Fanático del futbol y de su selección, Marcos está también profundamente enamorado de una mujer que no le da ni la hora, Gladys, y hará todo lo que esté en sus manos para que ella lo tome en cuenta.
Álvaro Vidal (Raimundo Alcalde) es el hijo mayor de Caco. Luego de la muerte de su madre, le costó superar la pena inmensa que sentía, pero lo logró gracias al amor y contención de su polola Maite. Con ella tienen planes de irse a recorrer Latinoamérica junto a su cámara. Y es que es un experto en todo lo que tiene que ver con el mundo audiovisual. Su gran desafío es lograr confesarle a su padre que no irá a la universidad y que se dedicará a recorrer el mundo junto a Maite. Lo que él no sospecha es que con su llegada al Cajón del Maipo sus planes podrían cambiar rotundamente, ya que conocerá a Rocío, una dulce joven, que lo hará replantearse el futuro.
Rocío Figueroa (Vivianne Dietz) es la hija mayor de Pachi. Encantadora, tímida, dulce y muy retraída. Teme a que los hombres le rompan el corazón, pero su prima Jacinta constantemente busca una forma de hacer que se acerque a ellos. Luego de que se revele la infidelidad de su padre, ella será una de las principales afectadas. Es en este tormento que verá una luz entre tanta oscuridad de la mano de Álvaro, un joven prohibido, por la rivalidad de sus familias y principalmente porque está pololeando con Maite, quien le hará la vida imposible para evitar que estén juntos.
Maite Salvatierra (Daniela Estay) es la polola de Álvaro. Arribista, caprichosa y un poco envidiosa. Ama a Álvaro por sobre todas las cosas y está segura de que será el único hombre en su vida. Sus planes juntos son viajar por toda Latinoamérica, el problema es que él aún no se decide a contarle a su padre sobre esto, por lo que será la primera en exigirle que lo haga pronto. Todo esto además peligrará cuando su pololo conozca a Rocío, una, según ella, mosquita muerta, que solo quiere quedarse con su amado. Maite se transformará en su peor versión y hará hasta lo imposible por alejarlos.
Simón Vidal (Tomás Robertson) es el hijo de al medio de Caco. Luego de la muerte de su mamá, nunca pudo recuperarse, de todos es al que más difícil se le ha hecho, lo que lo ha transformado en un joven retraído. Simón está frustrado porque, a diferencia de su hermano Álvaro, no ha podido sacar músculos y se encuentra un flacuchento. Pero su frustración va más allá, está enamorado de una mujer que solo lo ve como un sobrino, Susana, su tía y mejor amiga de su difunta madre. Ella es quien le quita el sueño, pero que no le presta atención. Simón hará todo lo posible por lograr que ella se enamore de él.
Jacinta Palacios (Javiera Gaete) es la única hija de Toya y son calcadas, aunque Jacinta es aún peor y más impulsiva y apasionada, por lo que siempre está metida en problemas de los que, sagradamente, la salva su prima Rocío. Es arribista y como siempre ha crecido con el discurso de que debe buscarse un hombre con plata que la mantenga, finalmente, se lo creyó y vive con esa misión, por lo que los jóvenes Vidal serán para ella una especie de tesoro. En un principio pondrá sus ojos en Álvaro, pero al ver que Rocío de derrite por él, decide dejarlo ir y poner sus ojos en el menor del clan, Simón. Si bien en un principio este será solo parte de su plan, de a poco se irá encariñando con él y enamorándose, ayudándolo a olvidar un amor imposible y logrando de a poco que comience a fijarse en ella.

Mati Figueroa (Diego Chávez) es el más chico del clan Palacios. Nació con un problema en sus oídos, por lo que es sordo, esto, a diferencia de lo que muchos creen, lo ha hecho ser más fuerte en un mundo difícil para alguien en su situación. Es regalón y mimado, y es que su padre, Rafa y su madre, Pachi, se derriten por él y hacen de todo para que sea feliz. A diferencia de gran parte de su familia, la llegada de los Vidal, para él será maravillosa, ya que conocerá a Mili, su nueva mejor amiga, con ella vivirán una aventura muy bonita, donde él le enseñará lengua de señas para que puedan comunicarse. Juntos crearan un mundo donde solo ellos pueden comprenderse y que está muy lejos de los conflictos que tienen sus familias.

Mili Vidal (Aída Caballero) es la hija menor de Caco, por lo mismo es una niña amorosa y divertida, pero también muy mimada y regalona. Ella vive y desvive por su papá y ha encontrado en Susana el amor maternal que a veces le falta, es por esto, que ella será la primera en celebrar que su padre piense en ella como su futura esposa. Al llegar al Cajón del Maipo, no demorará mucho en encontrar un amigo en Mati, gracias a él aprenderá a comunicarse con lengua de señas y comenzará a vivir maravillosas aventuras.

3 comentarios:

  1. Vivianne Dietz actua bien me gusta y estara en doble rol en amar a morir y la reina de franklin

    ResponderEliminar
  2. La arregui y antonia Zegers haran de madre e hija siendo que se llevan como por 10 años nomas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Menos, se llevan por 7
      Antonia zegers tiene 46 y Carolina arregui 53

      Eliminar