viernes, 6 de septiembre de 2019

A quince años de “Destinos Cruzados”

Gentileza TVN.
El lunes 6 de septiembre del 2004 debutó la primera historia de Pablo Illanes en TVN. La producción que actualmente está siendo subida al canal de YouTube Teleseries y Series apostó por el abuso sexual, la adopción y la prostitución masculina como sus temáticas. La ficción significó el regreso de Aline Kuppenheim luego de su antagónico en “La Fiera” y la continuación del ascenso de Paola Volpato tras “Pecadores”. “Solo crees por primera vez” de Lucybell fue su tema central.

Escrita por Pablo Illanes, Larissa Contreras, Arnaldo Madrid, María José Galleguillos y René Arcos y dirigida por María Eugenia Rencoret, Enrique Bravo y Rodrigo Velásquez la ficción contó con la producción ejecutiva de Pablo Ávila, la producción de Vania Portilla y las actuaciones de Kuppenheim, Álvaro Rudolphy, Gloria Münchmeyer, Vicuña, Luciano Cruz-Coke, Volpato, Coca Guazzini, Mauricio Pesutic, Jaime Vadell, Anita Reeves, Edgardo Bruna, Consuelo Holzapfel, Francisco Pérez-Bannen, Francisca Imboden, Malucha Pinto, Gabriela Hernández, Catalina Guerra, Luis Gnecco, Iñigo Urrutia, Paola Giannini, Mónica Godoy, Fernanda Urrejola, Matías Oviedo, Claudio Arredondo, Carmina Riego, Andrés Velasco, Hugo Medina, Luis Uribe, Yorka Ojeda, Santiago Meneghello, Catherinne Bossans, Fabiola Matte e Igal Raboy.



La historia

Laura Esquella (Aline Kuppenheim) ha vuelto a Chile luego de diez años en Londres. Olvidada por los suyos, la oveja negra de la familia Goycolea regresa para enfrentar una verdad con la certeza de que el tiempo sana todas las heridas. Hace una década atrás Laura tuvo un embarazo no deseado. Con la ayuda de Flavia (Coca Guazzini), su madre, y Ester (Gloria Münchmeyer), su abuela, recibió el cuidado necesario para dar a luz y entregar al niño en adopción. Hoy las tres mujeres respetan un pacto que les prohíbe terminantemente hablar de lo ocurrido.

La rutina de los Goycolea se altera radicalmente con la aparición de Laura. La mala hierba, como la llamaban en su adolescencia, provoca reacciones encontradas, especialmente en Martín (Iñigo Urrutia), su hermano discapacitado a causa de un accidente provocado por ella; en Gaspar (Francisco Pérez-Bannen), su hermanastro y exnovio clandestino con quien perdió la virginidad; y en Mateo (Luciano Cruz-Coke), el otro hermanastro y quien abusó sexualmente de Laura diez años atrás.

Mientras tanto, al mismo tiempo y en la misma ciudad, el pequeño Rodrigo Riquelme (Igal Raboy) celebra su cumpleaños número diez. Daniel (Álvaro Rudolphy) y Cecilia (Paola Volpato), sus abnegados padres adoptivos, han acordado confesarle el secreto acerca de su origen esa misma noche. Sin embargo, repentinamente Cecilia se niega a respetar el pacto. Así comienzan a aparecer las primeras grietas en el perfecto matrimonio de los Riquelme, crisis que empuja a Daniel hacia sus dos inolvidables compañeros de pool y borracheras, el Topo (Claudio Arredondo) y Ricky (Andrés Velasco).

Durante una noche oscura el destino se encarga de cruzar las vidas de Laura y Daniel. Ignorando que tienen un hijo en común, ambos se entregan a una pasión arrolladora, un romance que no respeta a nada ni a nadie. Sólo el amor podrá derrotar la fuerza de la sangre.

Los personajes

Laura Esquella (Aline Kuppenheim). Hermosa fotógrafa de oscuro pasado, ha sido bautizada como la mala hierba por sus hermanos y hermanastros. Luego de diez años en Europa ha vuelto a Chile para enfrentar a su familia. Una tragedia sucedida al interior de la familia aún la atormenta, como también el recuerdo de un niño que alguna vez dio en adopción. Ignorante de la trampa que le ha jugado el destino, Laura se enamora perdidamente del mecánico Daniel Riquelme, el padre adoptivo de su hijo.

Daniel Riquelme (Álvaro Rudolphy). Mecánico de oficio, vive en la casa de sus padres junto a su mujer, Cecilia, y Rodrigo, su hijo adoptivo. Amante de su trabajo, los amigos y la familia, por una casualidad conoce a Laura y, tras rescatarla de las garras de su hermanastro Mateo Goycolea, se enamora perdidamente de ella. Se inicia así un romance que amenaza con destruir todo el mundo que él conocía. Lo que Daniel ignora es que Laura no es sino la madre biológica de Rodrigo y cuya sola imagen atemoriza tanto a Cecilia.

Cecilia Zamudio (Paola Volpato). Dedicada madre de familia, vive en la casa de sus suegros en el condominio El Ensueño de La Florida. Su misión es pelear por los suyos, sin importar el precio. La gran amenaza que siente es la posibilidad de que alguna vez la madre biológica de Rodrigo, su hijo adoptivo, vuelva para reclamarlo. Por esa razón ella y Daniel, su marido, han cometido el grave error de no comentarle al niño la verdad sobre su nacimiento.

Mateo Goycolea (Luciano Cruz-Coke). Brillante ejecutivo de Goycolea e Hijos, metrosexual, mujeriego, consciente de sus atractivos, de modos sofisticados y verso fluido, Mateo es el hijo mayor del clan Goycolea. Sin compromisos estables y asiduo cliente del Club Barbarella, sólo una mujer ha sido capaz de decirle que no: su hermanastra, Laura Esquella. De personalidad turbulenta y adictiva, hace diez años abusó sexualmente de Laura, desencadenando una serie de tragedias que marcaron para siempre a la familia. Sólo busca ser feliz, aunque en el camino perjudique a todas las mujeres que lo rodean.
Gaspar Goycolea (Francisco Pérez-Bannen). El hijo perfecto de Raymundo, el más aplicado y juicioso, un hombre joven e idealista cuyo futuro parece estar marcado por el éxito. Está a punto de casarse con Colomba, pero el regreso de Laura entorpece sus planes. Hace diez años perdió la virginidad con su hermanastra y sufrió tras su partida. Aún recuerda la ilusión del primer amor y, embargado por la nostalgia, decide no caer en las garras de Laura nuevamente. Pero el amor lo obligará a sufrir un cambio radical en su personalidad.

Ester Dickinson (Gloria Münchmeyer). Atractiva, carismática y llena de encantos, la viuda del juez Gregorio Medrano no se pierde evento social. Refinada y de ascendencia inglesa, oculta un temperamento déspota y resentido luego de años de silencioso dolor. Su marido la engañó durante veintiún años con Eloísa Barrera y ella nunca fue capaz de alzar la voz. Autora intelectual del plan que ocultó el embarazo de Laura. Perseguida por sus fantasmas, se encariña con Franco, un gigoló de alto nivel que pronto se convertirá en su peor condena.
Flavia Medrano (Coca Guazzini). Sofisticada y romántica segunda esposa de Raymundo Goycolea, hace diez años espera casarse legalmente con él, sin éxito. Antes tuvo un caótico matrimonio con Carloto Esquella, con quien tuvo tres hijos. Tras conocer a Raymundo decidió darse una segunda oportunidad para el amor, formando con él una familia mosaico con los hijos de ambos. Dueña de la exclusiva boutique Rialto en Alonso de Córdova, se enfrenta duramente con la ex de su marido, Gabriela. El regreso de Laura provoca un remezón en su propia conciencia: hace diez años ella y su madre, Ester, orquestaron un plan para ocultar el embarazo de Laura y dar el niño en adopción.

Franco Schiafino (Benjamín Vicuña). Coqueto, seductor, de buen gusto y gran vocabulario, es un gigoló profesional cuya misión en la vida es hacer felices a mujeres tristes. Entre sus clientas aparece Ester Dickinson, una mujer madura a quien seduce pagado por Carloto Esquella. Su existencia se complica cuando conoce y se enamora de Pascuala, la atrevida nieta política de Ester.
Pascuala Goycolea (Fernanda Urrejola). Bella e insolente, es el dolor de cabeza de sus padres. Vive en constante pugna con su entorno hasta que Franco aparece como su príncipe azul. Ignorando que su príncipe cobra por satisfacer a mujeres aburridas, Pascuala se enamora de él. Conocedora de la movida electrónica de la ciudad, junto a su amiga Sofía se enfrentan a la confusión de los veinte años.

Carloto Esquella (Mauricio Pesutic). Dueño y señor del Club Barbarella, un tipo encantador, hipocondríaco y bohemio. Su gran logro son sus chicas, un grupo de bailarinas de nivel internacional. Ex marido de Flavia, la abandonó por la oferta de dinero que le hizo Ester Dickinson, su suegra. Hoy la sed de venganza lo ha obligado a contratar a Franco, un gigoló, para seducirla y chantajearla.

Boris Riquelme (Jaime Vadell). Padre de Daniel, trabaja en un almacén contiguo a la casa que comparten. Obsesionado con Maribel, sueña con su cuerpo moviéndose al ritmo de la música. Constantemente acosado por su esposa, cada vez que bebe tiene la manía de decir la verdad.

Ema Tapia (Anita Reeves). Cariñosa madre de Daniel, una mujer sacrificada aunque algo severa con su marido. No soporta las peleas entre su hijo y su nuera. A menudo se mete más de lo conveniente en los conflictos de los demás. Tremendamente moralista, hace quince años que no le toca un pelo a su marido.

Raymundo Goycolea (Edgardo Bruna). Brillante arquitecto, es el fundador de una de las empresas más prestigiosas del país. Padre de dos hijos que siguieron sus pasos, Mateo y Gaspar, abandonó a su mujer luego de enamorarse perdidamente de Flavia Medrano. Contra viento y marea Raymundo intenta anular su matrimonio con Gabriela, su primera esposa, y la inminente ley de divorcio parece ser el fin de sus problemas. Amante de su familia y trabajólico en extremo, oculta un delito del pasado por el cual nunca pagó su culpa. La bella secretaria Carmen Paz Duval ha aparecido para recordarle su deuda.

Gabriela Flaño (Consuelo Holzapfel). Dueña del Santa Gabriela Spa & Fitness Center y ex esposa de Raymundo, aunque ella jamás sea capaz de reconocerlo. Hace diez años fue abandonada y aún no puede acostumbrarse a la pérdida. Ha jurado que nunca dejará de ser la señora Goycolea. Católica, apostólica y romana, vive en constante pugna con Flavia, a quien considera como su principal enemiga. Dura y estricta con sus hijas, mantiene un romance con Marcelo, uno de sus empleados.

Fedora Goycolea (Francisca Imboden). La menos agraciada del clan, Fedora ha sufrido un triste desengaño amoroso. Rechazada por el hombre que ama, todos buscan compadecerla aunque ella sólo quiera cambiar. Adicta a las cirugías plásticas, sólo confía en su madre, Gabriela, a quien ve como su modelo de conducta. Al conocer a Franco, el novio de su hermana, sufre un brusco vuelco que la lleva directamente a la obsesión y la locura. Tendrá que utilizar sus mejores armas para lograr lo que quiere.

Colomba Recabarren (Mónica Godoy). Miss Chile 1994, una mujer despierta, luchadora y un poco obsesionada con la idea del matrimonio. Futura esposa de Gaspar, asediada por inexistentes paparazzis y entregada a una pasión animal hacia su futuro cuñado, Mateo. Muy preocupada por la moda y el culto al cuerpo, su gran objetivo es conseguir una familia, una casa y una carrera.

Martín Esquella (Iñigo Urrutia). A los diecisiete años Martín era un joven deportista y estudioso. Hoy, una década más tarde, Martín es exactamente igual, pero con un detalle: no puede caminar. Romántico y solitario, tiene una relación muy delicada con su hermana Laura debido al accidente que ella protagonizó y que provocó la parálisis de sus piernas. En la búsqueda de una mujer que lo entienda conoce a Renata, una bella kinesióloga que lamentablemente es la novia de su padre.

Nicolás Esquella (Matías Oviedo). El hijo menor de la familia, un joven desprejuiciado y sin complejos, muy amigo de Pascuala. Muy cercano a Ester, su abuela, y al recuerdo del juez Gregorio Medrano, hace seis meses abandonó la carrera de Derecho sin contárselo a nadie. Pertenece a la tribu electrónica y a menudo se desempeña como DJ del Club 101. No le interesan los compromisos, pero sí las posibilidades del sexo, especialmente con Sofía y Estíbaliz.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario